El consejero de Agricultura visitó ayer la almazara del Grupo Montes Norte situada en Malagón
El consejero de Agricultura visitó ayer la almazara del Grupo Montes Norte situada en Malagón - jccm

Las previsiones sitúan la cosecha de aceite de oliva en unas 130.000 toneladas, un 40% más

La Comunidad autónoma cuenta con 83.000 oleicultores

ToledoActualizado:

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha asegurado que se prevé una «buena» campaña de recogida de la aceituna en Castilla-La Mancha, con una producción «más alta» que el pasado año y que ha cifrado en 120.000 toneladas de aceite de oliva. Por su parte, Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha confía en que la producción se acerque a las 140.000 toneladas, lo qye representaría un 40 por ciento más respecto a la campaña del año pasado.

Durante la visita que realizó ayer a la almazara del Grupo Montes Norte, situada en Malagón (Ciudad Real), el consejero apuntó que se trata de «datos muy buenos» para un sector que cada vez es «más potente», que está «mejor organizado» y que «vende mejor sus productos» y subrayó la fortaleza del sector oleico de Castilla-La Mancha y su capacidad de negociar en los mercados en beneficio de los 83.000 oleicultores con los que cuenta la comunidad autónoma.

Resaltó que Castilla-La Mancha es el segundo productor de aceite de oliva virgen extra de España y a nivel mundial e hizo hincapié en que el sector se ha fortalecido durante esta legislatura gracias a la unión de sus cooperativas. También explicó que ésta se ha llevado a cabo bien como entidades asociativas prioritarias de interés regional puestas en marcha por el Gobierno regional, o bien a través de las ayudas de agrupación de productores que, en la actualidad, tienen abierta una nueva convocatoria con 400.000 euros por proyecto.

La almazara del Grupo Montes Norte, constituida como cooperativa de segundo grado en 1993, fue reconocida como Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional (EAPIR) y está compuesta por siete cooperativas y más de 5.700 socios, lo que la consolida como tercer grupo de elaboración de aceite de oliva en España.

Martínez Arroyo destacó el apoyo de la Administración, que ha reconocido, tras el decreto publicado esta legislatura, a un total de siete EAPIR que, a su juicio, se benefician «más y mejor» de las ayudas públicas que el Gobierno de Castilla-La Mancha concede a la industria alimentaria y a aquellas cooperativas que den ese paso de integración comercial.

Monte Norte

Apuntó que el Grupo Montes Norte es «un excelente ejemplo de que se pueden hacer las cosas bien» e incidió en que este grupo produce aceite de oliva amparado bajo la denominación de origen Montes de Toledo, «una de las que más está trabajando en el impulso de los productos de calidad de la región».

Además, realizó un llamamiento para que todas las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de Castilla-La Mancha aprovechen estas ayudas que se ponen cada año a disposición de las figuras de calidad de la región.

Durante su visita, el consejero fue recibido por el presidente del Grupo Montes Norte, Carmelo Monteagudo, y ha estado acompañado por socios de las cooperativas y por el alcalde de Malagón, Adrián Fernández.

Por su parte, Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha realizó ayer una estimación de la producción de aceite de oliva en la región y, a pesar de la bajada de rendimientos generalizados que existe, la organización ha constatado que las cooperativas confían en acercarse a una producción regional de 146.000 toneladas, siendo la segunda comunidad productora de aceite en España. Esta óptima producción regional es una buena noticia, puesto que desgraciadamente no es ésta la situación en el resto de países productores del arco mediterráneo.

Cuando nos encontramos ya mediando el periodo de recolección de aceituna en Castilla La Mancha, desde Cooperativas se ha estimado la producción 2018/2019 con un aumento cercano al 40% respecto a la campaña pasada, es decir, rondando las 146.000 toneladas de aceite, frente a las 105.873 de la campaña anterior. Aquí se ha tenido en cuenta la bajada del rendimiento graso, que en algunos casos supondrá incluso dos puntos menos respecto a 2017/2018.

Datos por provincias

La provincia de Ciudad Real podría aumentar en un 52% su producción, siempre según las estimaciones de Cooperativas, superándose las 71.000 toneladas. En Toledo se trabaja con una producción superior a 52.000 toneladas de aceite, frente a las 37.815 toneladas del año pasado, lo que supone un aumento medio de un 40%.

La provincia de Albacete disminuiría su producción en el entorno de un 25%, calculándose algo más de 11.000 toneladas frente a las 15.250 toneladas de la campaña 2017/2018.

Le sigue Cuenca, acercándose a las 9.000 toneladas de aceite, lo que supone prácticamente un 92% de aumento respecto a las 4.490 del año anterior, y Guadalajara, que previsiblemente producirá un 76% más, pasando de aproximadamente 1.500 toneladas a más de 2.700.

Producción externa

En lo que respecta al resto del país, se confirman las previsiones nacionales que rondará 1.600.000 toneladas y que representarán las tres cuartas partes de la producción europea y más de la mitad a nivel mundial. Estas son las últimas estimaciones de producción de aceite de oliva publicadas por parte de la Comisión Europea.

Asimismo, ésta confirma el acusado descenso que sufrirán las producciones de los principales países productores, destacando el caso de Italia, que rebaja sus expectativas hasta las 205.000 toneladas, lo que representa una caída de más del 50% con respecto a la campaña anterior. Grecia, por su parte, reducirá un 35 por ciento su producción, situándose en el entorno de las 225.000 toneladas, mientras que Portugal lo hará en prácticamente un 20 por ciento, alcanzando las 110.000 toneladas.

Fuera de la UE

Por lo que respecta a las estimaciones de producción en los principales países fuera de la Unión Europea, el Comité Oleícola Internacional (COI) publicaba el pasado mes de noviembre que Túnez prevé reducir su cosecha hasta las 120.000 toneladas, un 57% menos que la pasada campaña, mientras que Turquía caería hasta las 180.000 toneladas. Tan sólo Marruecos podría registrar una cifra superior a la de la campaña anterior, que se situó en 140.000 toneladas.

Ante un panorama internacional como el expuesto, es previsible que las salidas de aceite al mercado se comporten de una forma ágil ante la necesidad de los compradores internacionales de acudir a España para abastecerse de aceite y de esa forma cubrir su déficit de producción, pudiendo aproximarnos, o superar, la cifra récord de exportaciones alcanzada en la campaña 2013/14, que fue de 1.100.000 toneladas.