La víctima que sufrió una parada en la plaza de Zocodover tiene 62 años y es vecino de Toledo
La víctima que sufrió una parada en la plaza de Zocodover tiene 62 años y es vecino de Toledo - Efe

La Policía Nacional salva dos vidas en 72 horas en Toledo

El domingo, con ayuda de los bomberos, evitaron que una mujer muriese ahogada en el río Tajo, mientras que el miércoles practicaron maniobras de reanimación a un hombre que sufrió una parada cardiorrespiratoria en Zocodover

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En el intervalo de 72 horas, las que van del domingo al miércoles, agentes de la UPR de la Policía Nacional han salvado dos vidas en Toledo capital. Primero rescataron, con ayuda de los bomberos, a una mujer que se había tirado voluntariamente al río Tajo desde el puente de Azarquiel. Tres días más tarde, practicaron unas determinantes maniobras de reanimación a un hombre que sufrió una parada cardiorrespiratoria en la plaza de Zocodover.

Los hechos ocurrieron este miércoles en torno a la una de la tarde. Varios policías nacionales de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana en Toledo, formada por 18 agentes) se encontraban en Zocodover por una manifestación estudiantil. Entonces, un hombre de 62 años y vecino de la ciudad se desplomó de repente.

Dos agentes llegaron corriendo para atender a la persona, que estaba inconsciente y tenía la vía aérea obstruida por la lengua. Los policías le abrieron la boca para que no se tragara la lengua y le pusieron en posición lateral de seguridad. Cuando le estaban atendiendo, llegó a ayudar una enfermera que casualmente se encontraba en la plaza.

Al principio, creían que se trataba de un ataque epiléptico, como así decía una hija de la víctima que estaba con su padre. Sin embargo, era una parada cardiorrespiratoria: al poco tiempo, esta persona dejó de respirar, se quedó sin pulso y se estaba poniendo amoratada. Los policías y la enfermera se turnaron en las maniobras de reanimación hasta que llegaron los servicios médicos.

Y, seguramente, la intervención de los policías y de la enfermera fue clave para salvarle la vida a este vecino de Toledo, que está ingresado en la UCI del hospital Virgen de la Salud.