La docena de abogadas que este viernes ingresaron en el Colegio Oficial de Toledo
La docena de abogadas que este viernes ingresaron en el Colegio Oficial de Toledo - Ana Pérez Herrera

Las mujeres nos defenderán

La última promoción del Colegio Oficial de Abogados de Toledo es exclusivamente femenina. El decano les pidió que no olviden la «función social» de ayudar a quienes menos recursos tienen

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La última promoción de abogados en la provincia de Toledo tiene nombre de mujer. Son Yolanda, Alicia, Laura, Sofía, Marta, María del Carmen y así hasta una docena. Todas del género femenino. Conviene apuntar sus nombres por si algún día las necesitan. Este viernes se colegiaron oficialmente en un solemne acto en la Audiencia Provincial en la que juraron su nuevo desempeño.

«Se está viendo, no solo en la carrera judicial sino en un montón de profesiones, que el futuro está en las mujeres», declaró a ABC Marta Muñoz Pinero, una de ellas, de 25 años, aún con la toga puesta. La docena de nuevas abogadas toledanas han cursado un grado de cuatro años, un máster y han aprobado un examen que evaluaba sus conocimientos. Ahora, al ingresar en el Colegio Oficial de Abogados de Toledo, ya pueden ejercer.

La Audiencia Provincial estaba repleta de familiares de las nuevas colegiadas. Uno de ellos era Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación. Las abogadas noveles aparecieron en la sala de la mano de un padrino (o una madrina) y pronunciaron aquello de: «Juro por mi conciencia y honor cumplir las obligaciones de mi profesión de abogado con acatamiento a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico».

El acto también sirvió para homenajear a los abogados que han cumplido 25 y 40 años en el ejercicio de su profesión. Todos recibieron una insignia y diploma acreditativo.

Ángel Cervantes, decano del Colegio Oficial de Toledo, pidió a las nuevas abogadas «dos cosas: trabajo y dedicación, que no es poco». Además, «desde el cariño», las dio un consejo: que tengan humildad y principios, y que no se olviden de esa «función social» de ayudar a la gente que menos recursos tiene.

El decano cerró su intervención haciendo un símil con un litigio y proponiendo un acuerdo a los dos lados de la bancada. A los abogados veteranos les pidió que cedan a las jóvenes parte de su experiencia. A cambio, las noveles les tendrían que compensar con parte de su juventud. ¡Como si eso fuera posible!

Mientras, el fiscal jefe de la provincia de Toledo, Antonio Huélamo, recordó a las nuevas portadoras de la toga que la asignatura más importante que han estudiado durante estos años es la que trata la deontología profesional. Asimismo, les recomendó que nunca pierdan «la elegancia, la cortesía y el estilo».

«Estoy muy ilusionada y, como ha dicho el decano, espero hacer un servicio a la sociedad defendiendo los derechos, sobre todo los fundamentales. Espero que mi carrera sea muy larga y que pueda ayudar a mucha gente», dijo a este periódico Marta Muñoz.

Su compañera de promoción María del Carmen Avendaño Sánchez, de 29 años, añadió: «Tenemos que tener muy presente que hay que ayudar a los más necesitados. Creo que siempre nos ven como los malos, pero no, también estamos para ayudar». En un principio, Avendaño va «a tirar por lo civil», aunque no descarta ser penalista. Eso sí, tiene claro que le gustaría «ingresar en el turno de oficio» para tratar temas «que en tu vida diaria no los verías, pero eso es lo bonito: lo desconocido, lo nuevo y no entrar en una monotonía».