Laura en una imagen publicada por El País y cedida por su padre
Laura en una imagen publicada por El País y cedida por su padre

Luto oficial en Burguillos por la muerte de Laura Sanz en París

Los vecinos llenan de flores la puerta del supermercado de Toledo donde trabajaba como cajera

ToledoActualizado:

El Ayuntamiento de Burguillos (Toledo), donde residía la joven toledana que perdió este sábado la vida en una explosión en París, ha decretado para este lunes día de luto oficial «como gesto de solidaridad y cariño» del municipio hacia la familia.

Así lo ha declarado a Efe el alcalde de Burguillos, José Castro, quien ha precisado que las tres banderas, la española, la de Castilla-La Mancha y la del pueblo, ondean desde este domingo a media asta con un crespón negro, «ante un trágico suceso que tiene conmocionado a todo el pueblo», donde viven también los padres de la fallecida.

Une mujer coloca un ramo de flores en la puerta del supermercado donde trabajaba Laura
Une mujer coloca un ramo de flores en la puerta del supermercado donde trabajaba Laura - ABC

El regidor municipal ha señalado que, de momento, se desconoce cuándo serán repatriados los restos mortales de Laura Sanz, de 38 años, dado que, según le ha manifestado desde la Subdelegación del Gobierno, la investigación del accidente que se está llevando a cabo en la capital parisina podría demorar más este proceso.

No obstante, el subdelegado del Gobierno en Toledo, Carlos Ángel Devia, con quien el alcalde está en contacto desde que se conoció la muerte de Laura, le ha transmitido que en cuanto haya alguna novedad se la comunicará.

Este lunes, día de luto oficial, se colocará un libro de condolencias en el Ayuntamiento para que los vecinos y amigos de la familia de Laura expresen allí su sentimiento, el cual será entregado después al marido y sus tres hijos, dos niños y una niña de entre 10 y 3 años.

El alcalde ha reiterado el «sentimiento de profunda tristeza» que invade a este municipio toledano, de 3.200 habitantes, por las circunstancias especiales de esta muerte, ya que, según ha comentado el propio padre de Laura, se trataba de un viaje regalo (a París) con el que su yerno había querido dar una sorpresa a su hija, ha señalado.

Este domingo por la tarde, vecinos de Santa Bárbara comenzaron a colocar ramos de flores y notas de condolencia la entrada del supermercado donde Laura trabajaba como cajera, así como velas encendidas en señal de pésame.