El proyecto de reforma de esta zona de los pabellones de la Escuela de Gimnasia ya está en marcha
El proyecto de reforma de esta zona de los pabellones de la Escuela de Gimnasia ya está en marcha - LUNA REVENGA

Lavado de cara en los pabellones de la Escuela de Gimnasia

El Ayuntamiento va a comenzar las obras de los viales en estos antiguos chalés del Ministerio de Defensa, que ahora son sede de varias organizaciones, como el Patronato Deportivo Municipal

TOLEDOActualizado:

La empresa «Construcciones Antolín García Lozoya, SA» va a comenzar en breve las obras del proyecto técnico de urbanización vial interior en los pabellones de la antigua Escuela de Gimnasia, en Toledo. Se trata de la urbanización interior y el viario que da acceso a los módulos de varias asociaciones que tienen su sede en los chalés que están levantados dentro de este complejo que fue cedido a la ciudad en los años 80 del siglo pasado por el Ministerio de Defensa. Una obra que cuenta con un presupuesto de 140.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Este proyecto, que incluye el alumbrado público y las acometidas individuales de electricidad e iluminación, fue anunciado por la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, durante el último Debate sobre el Estado de la Ciudad celebrado el pasado verano. Así, las obras fueron adjudicadas el pasado mes de diciembre con el objetivo de mejorar los accesos a los diferente módulos y garajes, la anchura del vial, la accesibilidad, las zonas de aparcamiento y el ajardinamiento, instalaciones que llevan años de abandono y en un estado deficiente.

Básicamente, la propuesta responde a «la necesidad de soterrar las instalaciones eléctricas, telecomunicaciones y de iluminación, realizar las acometidas de forma individual para identificar los consumos y potencias de los diferente módulos, introducir una red de saneamiento de pluviales, inexistente en la actualidad, pavimentando la calle y ordenando los aparcamientos», según el criterio municipal. La ordenación, por tanto, «no modifica entradas, ni el arbolado existente», pero redistribuye el alumbrado público para permitir un proyecto de reforma interior.

Según el proyecto, la ordenación propone una calzada con un ancho de cinco metros debido a la situación del arbolado, «lo que dado el tráfico restringido de la calle permite el cruce de dos vehículos en el interior del recinto». Además, el Ayuntamiento tiene previsto disponer de una barrera en la entrada del recinto para el control de accesos, aunque «este sistema no está incluido en el presupuesto».

En cuanto al arbolado, su distribución no se modifica y se respeta en su totalidad, aunque se vaa instalar una red de riego y también alcorques de hierro galvanizado. En la ordenación se incorporan zonas de aparcamiento disponiendo de plazas de minusválido y un acerado de uso exclusivo peatonal en el lateral derecho de la calle, en posición de entrada. Los acabados propuestos tienen como prioridad la facilidad de mantenimiento, la ambivalencia de las zonas peatonales y de vehículos, la adaptabilidad al terreno y a los muros de separación de las parcelas. En cumplimiento de la Ley de Accesibilidad y Eliminación de Barreras en Castilla La Mancha, se va a cuidar el diseño de los recorridos para personas con movilidad disminuida, «velando por la existencia de un corredor para permitir el paso de una persona en silla de ruedas».