Santiago Sastre

El Internacional

«Muchos bares van acogiendo actos culturales, que mueven a la gente y generan riqueza»

Santiago Sastre
Actualizado:

El papel de los hosteleros es muy importante para el bienestar de los toledanos y de todos los que nos visitan. Tienen mucho peso en la economía de la ciudad. A veces he criticado que quizá los bares prestan especial atención a los turistas (que son clientes seguros –porque Toledo vive del turismo- y que van de paso) y que quizá no estén muy comprometidos en colaborar con las actividades culturales que se organizan, y eso que les beneficia bastante.

Esto último ha ido cambiando poco a poco. Muchos bares van acogiendo actos culturales (como presentaciones de libros o recitales) y cada vez son más los que se han apuntado a incorporar el sistema de trueque de libros. La cultura es uno de los factores (junto con la gastronomía) que mueve a la gente y genera riqueza.

En relación con esto hay un bar pionero en Toledo que ha contribuido a esta visión transformadora y que merece un reconocimiento. Me refiero al libro-taberna Internacional que regenta Juan Díaz Jiménez. Es un bar diferente, muy raro frente a los habituales que encontramos en nuestra ciudad, con libros de intercambio y que ha abierto sus puertas a debates, exposiciones, charlas, encuentros, etc. Aquí nadie se siente excluido, si por algo se caracteriza es por su carácter liberal y su sentido crítico, tan necesario en nuestra ciudad, muchas veces amuermada o fosilizada. En torno a este bar se mueven activistas que son un auténtico revulsivo cultural de la ciudad y también, cómo no, un hervidero de disidencia, de poner en jaque a los políticos (es necesario que alguien vigile lo que hacen, que preste atención a las concesiones, si no ya sabemos lo que pasa.) Pues bien, no sé por qué es un bar con un hostigamiento especial. ¿En qué sentido? Hablo de multas, de inspecciones, de problemas a la hora de recortar su terraza. Lo último es que le pongan un contenedor con mierda y escombros en la puerta. ¿Se tiene tanto celo con el cumplimiento de la legalidad con otros bares de nuestra ciudad? El Inter es un bar necesario, que refleja el valor del pluralismo, un compromiso intenso con la cultura y avala la importancia de luchar contra la injusticia. Por eso es mucho más que un bar y cuenta con todo mi apoyo.

POR SANTIAGO SASTREPOR SANTIAGO SASTRE