El Gran Capitán, in memóriam

El director de la Academia de Infantería recuerda los 500 años de la muerte del «primer soldado de la Edad Moderna» en la celebración de la patrona del Arma de Infantería

Actualizado:

La Academia de Infantería de Toledo ha celebrado este martes su patrona con un acto que también sirvió para conmemorar el quinto centenario del fallecimiento de Gonzalo Fernández de Córdoba, el «Gran Capitán», y el 350 aniversario de la creación del regimiento de «La Reina».

Así lo destacó el director de la Academia, Luis Manuel Candal, durante el acto castrense de homenaje a la patrona del Arma de Infantería que presidió el teniente general Juan Enrique Aparicio Hernández-Lastras y en el que se tuvo un recuerdo especial para el cabo Francisco Javier Soria Toledo, del Regimiento de Infantería Militarizada «Córdoba» número 10, quien falleció el 28 de enero en una misión en el sur del Líbano.

En su alocución, Candal se acordó de todos los militares de Infantería que realizan misiones en el extranjero, en las que «defienden los intereses de España y cumplen de forma ejemplar las misiones encomendadas», informó Efe.

Este año se han vivido en la Academia de Infantería de Toledo «dos importantes celebraciones», tal y como destacó Candal; por un lado, el quinto centenario del fallecimiento del Gran Capitán, «el primer soldado de la Edad Moderna», en palabras de Candal, y, por otro lado, el 350 aniversario de la creación del regimiento «La Reina», «fiel exponente de la Infantería española, que ha sabido unir tradición y modernidad».

Del Gran Capitán, que definió como «el creador del ejército que escribió, desde el punto de vista militar, las páginas más gloriosas de la historia de España», Candal también valoró que estableció un «Código del Soldado», que «en muchos aspectos sigue vigente en la actualidad, basado en la dignidad personal, la austeridad, el estoicismo, el sentido del honor y el amor a la patria».

Y sobre el regimiento «La Reina», el director de la Academia resaltó que «compagina la herencia recibida de los siglos pasados con el empleo de materiales tecnológicamente punteros y una preparación exigente y constante», todo ello con la finalidad de «conseguir el mayor grado de eficacia en el cumplimiento de las misiones y cometidos asignados y así contribuir a la seguridad de España y de los españoles».

Precisamente la preparación de los alumnos fue otro de los aspectos más resaltados por Candal en su discurso, en el que apuntó que la Academia de Infantería «cuenta y seguirá contando con unas capacidades óptimas para la formación de los futuros oficiales y suboficiales del arma de los nuevos sistemas de enseñanza».

En la actualidad, 70 aspirantes a oficiales y 264 suboficiales cursan estudios militares de formación en la Academia de Infantería.

Autoridades

Estas palabras las pronun ció ante una nutrida representación de las autoridades civiles y militares de Toledo y de Castilla-La Mancha, como el presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero; el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, quienes también colaboraron en la entrega de distinciones a personalidades civiles y militares.

Entre los distinguidos, se encuentraban la vicerrectora de Relaciones Internacionales y Formación Permanente de la Universidad de Castilla-La Mancha, Fátima Guadamillas, y el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín López.

La Academia de Infantería de Toledo es el centro de enseñanza más grande de las Fuerzas Armadas españolas; en noviembre de 1850 se creó el primer centro de enseñanza del arma en España, el Colegio de Infantería, que pasaría a denominarse Academia de Infantería en 1867.

La Inmaculada Concepción fue declarada patrona de Infantería por una Real Orden de la Reina regente María Cristina de Habsburgo en noviembre de 1892, tres siglos después de que tuviera lugar lo que se conoce como «Milagro de Empel», cuando la Virgen socorrió (en 1585) a los Tercios de Flandes de una de sus batallas.

Para fortalecer este vínculo con Empel, por octavo año consecutivo una delegación holandesa acudió ayer al acto castrense con el que se celebró el día de la patrona de la Infantería.