Sanchez Colorado, Morera Garrido, Fernando Dorado, Guerrero Malagón y Tomás Camarero
Sanchez Colorado, Morera Garrido, Fernando Dorado, Guerrero Malagón y Tomás Camarero

Fallece a los 87 años el pintor toledano Sánchez Colorado

Fue director de la Escuela de Artes y abrió la primera galería de arte de la ciudad de Toledo

ToledoActualizado:

El pintor toledano Pedro Sánchez Colorado, que fue director de la Escuela de Artes y Oficios de Toledo, falleció este viernes, 13 de octubre, a los 87 años de edad. Muy conocido en la ciudad, sus obras fueron expuestas entre otras salas en el Palacio de Benacazón y en la Cámara de Comercio. Su obra «Precursores», que conmemoraba la historia de la Guerra de las Comunidades de Castilla, ganó el Premio de la Diputación de Toledo, y estuvo expuesta en la entrada del edificio de dicha institución.

A su cargo corrió también la organización de la exposición que conmemoraba la inauguración del edificio de la Caja Rural de Toledo, que reunió obras de los más ilustres artistas toledanos de su época, con la presencia de las autoridades tanto del Ayuntamiento de Toledo como de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, encabezadas por el alcalde entonces, Joaquín Manuel Sánchez Garrido, y el expresidente de la Junta de Comunidades, José Bono Martínez.

Toledo desde los Cigarrales
Toledo desde los Cigarrales

Sánchez-Colorado tuvo un buen maestro, el prestigioso artista toledano de principios del siglo XX, Enrique Vera. Fue amigo de otros artistas de la ciudad como Romero Carrión, Morera Garrido, Fernando Dorado, Guerrero Malagón o Tomás Camarero, entre otros.

Nacido en 1930, era licenciado en Bellas Artes por la Universidad Santa Isabel de Hungría de Sevilla y fue profesor y director jubilado de la Escuela de Artes y Oficios de Toledo. Creador de una extensa obra, sus óleos nos acercan a un Toledo tormentoso, mágico, e inalcanzable.

José Bono repasa el Catálogo de la exposición «Que la llama del arte siga viva», mientras charlan con él Sánchez-Colorado y Tomás Camarero
José Bono repasa el Catálogo de la exposición «Que la llama del arte siga viva», mientras charlan con él Sánchez-Colorado y Tomás Camarero

«Que la llama del arte siga viva» fue el título de la exposición colectiva en la que Sánchez Colorado consiguió reunir en 1985 a los artistas toledanos del momento. Kalato, Guerrero Malagón, Guerrero Corrales, Félix del Valle, Sánchez-Colorado... se ocuparon de poblar con sus obras la renombrada exposición.

Sánchez-Colorado fue dibujante de comics en su juventud. Socio-fundador de la sociedad, ya desaparecida, de artistas toledanos «Estilo». Con su hermano, el pintor Eusebio Sánchez, abrió la primera Galería de Arte en Toledo, ubicada en la calle de la Plata, número 2.

Bajorrelieve de Sánchez Colorado realizado por el escultor Kalato en 1998
Bajorrelieve de Sánchez Colorado realizado por el escultor Kalato en 1998