El autor de «Los que nunca se rinden» en el centro, acompañado por Juan Antonio Pérez, periodista de ABC; Ángeles-Sánchez-Infantes, periodista de la televisión regional; Ana Pérez Herrera, fotógrafa de ABC, y Pepe Melero, periodista de COPE
El autor de «Los que nunca se rinden» en el centro, acompañado por Juan Antonio Pérez, periodista de ABC; Ángeles-Sánchez-Infantes, periodista de la televisión regional; Ana Pérez Herrera, fotógrafa de ABC, y Pepe Melero, periodista de COPE - Luna Revenga

«Estas historias me sirven para limpiarme, para regenerarme»

El periodista de ABC Manuel Moreno presentó este miércoles su libro «Los que nunca se rinden» en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, sita en el Alcázar de Toledo

ToledoActualizado:

Manuel Moreno Sánchez (Talavera de la Reina, 1970) es el periodista referencia en sucesos de toda Castilla-La Mancha. No hay ninguna operación de la Policía Nacional o de la Guardia Civil que se le escape, la mayoría de las veces para asombro de los propios agentes. Quizá por ello la sorpresa de muchos al enterarse de que Manolo (como así le conoce todo el mundo) ha escrito un libro sobre historias de superación personal. En realidad, se trata de un volumen que recopila parte de los reportajes con «alma» que ha escrito en la edición regional de ABC durante los últimos siete años.

«Los que nunca se rinden», así se llama el libro que ayer se presentó en la Biblioteca regional, en el Alcázar de Toledo, a escasos cientos de metros de la redacción de este periódico. A la cita acudieron numerosos amigos de Manolo, quien como buen aficionado a los toros, hizo varios guiños taurinos a lo largo del evento.

«El libro es una forma de reivindicarme, sí. Todo el mundo siempre me ha relacionado con homicidios, asesinatos y tribunales. Pero los temas que toco en este libro siempre me han interesado y, además, me sirven para limpiarme por dentro, para regenerarme», explica, a la vez que aclara que «la información de sucesos requiere mucho tiempo, muchos contactos... creo que mucho más trabajo, sobre todo lo que es la investigación».

Carmelo Segura, de «Entrelíneas Editores», cuenta que del libro llama la atención «su sencillez». «Su lectura es muy fácil y rápida, y te toca la fibra. Realmente, se nota que se compromete con la la causa o con la persona sobre la que está escribiendo. Te transmite emoción», añade.

Con casi tres décadas de experiencia en esto de contar historias, Manolo también tiene su pequeña batalla de superación personal. Ocurrió hace diez años cuando le operaron del corazón «a tumba abierta», como quien dice. «Sin la operación mi vida hubiera sido la misma, ya entonces hacía deporte... Si acaso lo que sí que ha cambiado es que viajo muchísimo más, no quiero dejar cosas para más adelante, sino que en el momento en el que se me ocurre algo, pues dicho y hecho», desgrana.

En la vida, dicen los puristas, hay al menos que tener hijos, plantar un árbol y escribir un libro. A sus 48 años, Manolo ya lo ha hecho todo, ¿qué le falta entonces? «Me gustaría escribir una novela, pero es que una novela es mucho, hay que subir un Everest para escribirla, no es tan fácil. Requiere una preparación muy exhaustiva, aparte de tener un don que no tengo», responde con sencillez.

Manolo, recuerda el título de tu primer libro: «Los que nunca se rinden».