Los frescos que adornan los cabeceros de las camas representan partes del cuadro «El Entierro del Señor de Orgaz»
Los frescos que adornan los cabeceros de las camas representan partes del cuadro «El Entierro del Señor de Orgaz» - Ana Pérez Herrera

Durmiendo con el Greco

Greco Rooms es el primer hostal temático de un cuadro que abre en España. Propiedad de la parroquia de Santo Tomé, el establecimiento se encuentra en la judería de Toledo

ToledoActualizado:

Sí o no: ¿Se atreve a descansar dentro de un cuadro?, ¿a sentirse uno de los protagonistas de «El entierro del Señor de Orgaz», la obra cumbre del Greco? En caso afirmativo, tan solo necesitaría unas llaves. Pero no unas cualquiera, sino las de «san Pedro», la seña de identidad de Greco Rooms (Habitaciones Greco), el primer hostal temático sobre un cuadro que abre en España.

Este singular alojamiento, propiedad de la parroquia de Santo Tomé, abrió sus puertas en pleno barrio de la judería de Toledo el pasado noviembre tras más de un año de obras. La idea de convertir un edificio destartalado en un establecimiento hotelero se fraguó en el consejo de la parroquia. «Nos reunimos para ver qué utilidad podíamos dar a este inmueble, que estaba en ruinas, y el consejo optó por construir un hostal, una vez recibido el permiso del Ayuntamiento de Toledo para elevar una planta el local para uniformidad con la calle», explica don Gerardo Ortega, párroco de Santo Tomé.

Greco Rooms es un exclusivo hostal «con prestaciones de hotel» —no tiene la categoría de un alojamiento superior por las dimensiones del inmueble—, que cuenta con once habitaciones dobles totalmente equipadas y distribuidas en tres alturas. Cada piso representa un momento clave del famoso óleo del pintor cretense. La planta baja tiene como protagonista al fallecido don Gonzalo Ruiz de Toledo; la intermedia, a un ángel subiendo el alma del difunto, y, por último, la superior, en la que el huésped ve a Cristo recibiendo el ánima. Todo ello, decorado con un toque de damasquinado.

El mobiliario, a excepción de las sillas, ha sido diseñado por un equipo de profesionales. Y, entre los materiales utilizados, destaca el acero de las mesillas, como guiño a las armaduras que lleva don Gonzalo de Toledo en el momento de su entierro.

Sin embargo, la nota característica de la tranquila y relajante atmósfera que se respira en este lugar son los originales frescos, que conforman la célebre obra del Greco. Estos dibujos, pintados a mano por las decoradoras toledanas Nieves Ibáñez y Miriam Sanchón, adornan los cabeceros de las camas, en los que se pueden admirar diferentes escenas del cuadro, como si de un museo se tratara.

Y, como en toda obra de arte, nada queda al azar. Ni tan siquiera una pincelada de color, ya que los tonos utilizados para la decoración de las habitaciones son los mismos que predominan en la obra del autor: dorado, rojo y gris.

Greco Rooms ofrece el wifi gratuito, el pago exclusivo con tarjeta, «late check-out» (salir más tarde, aunque sujeto a disponibilidad); un desayuno buffet, el servicio de lavandería y una cafetera automática 24 horas en la sala de espera. Además, hay premio para los clientes que hagan sus reservas directamente con el establecimiento: la pulsera turística de Toledo, que permite acceder de manera gratuita a siete monumentos de la ciudad, entre los que se encuentran: la iglesia de Santo Tomé (donde se halla la famosa obra del Greco); la sinagoga de Santa María la Blanca; la catedral primada o la mezquita del Cristo de la Luz, entre otros.

Los frescos pintados a mano sobre la cabecera de la cama son el principal atractivo de este hostal

La gestión de este establecimiento está cedida a Rodrigo Gómez, empresario hostelero con una amplia experiencia en el sector. «Con este hostal buscamos la diferenciación, porque cuando haces un hotel tienes que hacer algo distinto. Los clientes buscan experiencias diferentes y el mezclar un hostal temático de un cuadro, en este caso del Greco, con un mobiliario único, es algo que llama mucho la atención, y eso es lo que pretendemos», resalta Rodrigo.

«Nuestro principal objetivo es ofrecer las tres ‘d’: dormir bien, ducha buena y buen desayuno; además de despertar en nuestros clientes la necesidad de ir a ver la obra. Queremos que nuestros huéspedes se sientan protagonistas de esta obra de arte cumbre de la pintura universal, y creo que lo hemos conseguido», añade el empresario esbozando una sonrisa.

Labor social-caritativa

El principal motivo que busca la parroquia de Santo Tomé con este tipo de iniciativas es dar un uso a los inmuebles que están inservibles, de tal manera que los beneficios que se obtengan se destinen a obras de carácter social-caritativo.

Esta labor solidaria se complementa con la cesión de una casa, sede de la Asociación «Jesús Abandonado», en la que se ofrece ayuda a personas alcohólicas. Y también disponen de otro piso, cedido a la ONG «En Paz» en el barrio del Polígono, donde se alojan personas que tienen un régimen de prisión especial.

Además, la parroquia alquila varias viviendas en el casco viejo, por un precio simbólico, a personas que no tienen recursos. Su mantenimiento se paga con los donativos recaudados en el Festival Internacional de Órgano que todos los años organiza la parroquia de la que El Greco fue feligrés.