Fachada de la Mezquita de las Tornerías, en Toledo
Fachada de la Mezquita de las Tornerías, en Toledo - A.P.Herrera

Descubren el antiguo acceso a la Mezquita de las Tornerías desde Martín Gamero y Plaza de Solarejo

Page visita este lunes las obras de reapertura de este antiguo templo musulmán como centro de promoción de la artesanía

M.J.M.
ToledoActualizado:

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, visita este lunes, en Toledo, las obras de rehabilitación de la Mezquita de Tornerías, un monumento emblemático de la capital regional que, tras su cierre en 2012, volverá a tener uso como Centro de Promoción de la Artesanía regional y será de nuevo un lugar visitable.

Con esta actuación se prevé recuperar un centro que era referencia regional y nacional en el sector artesano hasta su cierre por parte del Ejecutivo regional anterior y cuya reapertura es un compromiso que el propio presidente García-Page hizo público en la última edición de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama), durante el acto de entrega de la Medallas y Placas al Mérito Artesano.

Hasta el momento, se han venido realizando trabajos previos para el adecuado análisis de las posibilidades del edificio de cara a su reutilización y reapertura, y gracias a las actuaciones arqueológicas realizadas, se ha logrado delimitar el edificio romano sobre el que se asienta la mezquita.

Asimismo, se ha desarrollado un estudio de detalle del edificio y, lo que es más novedoso, se ha restituido urbanísticamente su entorno bajo medieval, identificándose tanto una pequeña plaza frente a la fachada principal del templo, como las dos calles desde las que se accedía desde Martín Gamero y la plaza del Solarejo, este último único acceso conocido hasta el momento

El nuevo centro de la Mezquita de Tornerías de Toledo, cuyas obras cuentan con un presupuesto de más de 500.000 euros, contará con espacios para exposiciones, conciertos y eventos, así como para reuniones profesionales, además de una tienda artesana, biblioteca y una zona de trabajo cooperativo o «coworking» para emprendedores artesanos.