Desde el Cerro del Bú se obtienen unas impresionantes vistas de Toledo
Desde el Cerro del Bú se obtienen unas impresionantes vistas de Toledo - Ayto. Toledo

De ruta por el Cerro del Bú

El Consorcio ha recuperado este yacimiento y ahora lo ofrece como parada de un paseo por la iglesia de San Sebastián, los Baños de Tenerías, la Torre del Hierro y el Barco de Pasaje

ToledoActualizado:

Una vez restaurado, el Cerro del Bú se va a convertir en parada de una de las dos Rutas Patrimoniales Saludables que propone el Consorcio de Toledo como forma de unir el conocimiento del patrimonio y la práctica deportiva. El Cerro del Bú es un yacimiento arqueológico situado en mitad del valle que contiene importantes restos de la Edad de Bronce y de la ocupación islámica en los que, debido a su deterioro, se ha estado trabajando durante los últimos ocho meses.

A partir de este sábado (y durante todos los sábados), el Consorcio ofrece visitarlo dentro de un paseo de 2.520 metros, con un desnivel acumulado de 184 metros, que también incluye los pasos por la iglesia de San Sebastián, los Baños de Tenerías, la Torre del Hierro y el Barco de Pasaje. Ahora y hasta que llegue la primavera, la ruta arrancará en el Cerro del Bú. Sin embargo, al llegar el buen tiempo y funcionar la barca que cruza el río Tajo, el paseo comenzará y acabará en la iglesia de San Sebastián.

Manuel Santolaya, gerente del Consorcio, dijo ayer que la manera de proteger el Cerro del Bú es «visitarlo y que la gente sepa que existe», ya que se trata de un emplazamiento con «un inmenso valor cultural». Para Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación, las visitas al Cerro del Bú suponen «dar un atractivo más a Toledo», mientras que para la alcaldesa Milagros Tolón significan la recuperación de algo «muy preciado por los toledanos».

El otro paseo

Esta será la segunda Ruta Patrimonial Saludable del Consorcio. La primera, también con salida y llegada en la iglesia de San Sebastián, se realiza los domingos y plantea un recorrido de cuatro kilómetros, con un desnivel acumulado de 301 metros, por el Casco Histórico con paradas en los Baños del Cenizal y del Caballel, las Cuevas de Hércules, las Termas romanas, el Cristo de la Luz, el Palacio de Lorenzana, el Convento de San Clemente o el Pozo del Salvador.

Santolaya añadió que en el último año se han doblado de unas 60.000 a 120.000 las visitas a monumentos del Consorcio de Toledo.