Desde 2008 el Casco ha ido perdiendo población curso a curso
Desde 2008 el Casco ha ido perdiendo población curso a curso - LUNA REVENGA
Municipal

El Casco Histórico de Toledo tiene 1.088 vecinos menos desde que llegó la crisis

Ahora viven 10.400 personas en el barrio. Entre 2011 y 2014 se marcharon 820

J. A. PÉREZ
TOLEDOActualizado:

El Casco Histórico de Toledo acumula 1.088 habitantes menos desde que llegó la crisis económica. Si en 2008 vivían 11.488 personas en el barrio, ahora lo hacen 10.400, según el último dato del padrón municipal a 1 de enero de 2017. La pérdida de población es del 9,5 por ciento. En todos estos años de crisis, la población ha ido bajando curso a curso, aunque sobre todo lo hizo entre 2011 y 2014, cuando se perdieron 820 habitantes en ese intervalo. En los dos últimos años, sin embargo, solo se contabilizan 55 empadronados menos.

La oposición del PP acusa frecuentemente al Gobierno municipal de PSOE y Ganemos de estar vaciando el Casco. Se trata de una verdad a medias, porque en la historia reciente ha habido otros periodos con mayor pérdida de población. Veamos. Los datos del padrón se almacenan desde abril de 1986. En ese momento vivían en el barrio 13.599 personas y aún lo fueron más en los años sucesivos hasta alcanzar el tope en 1989 con 13.691 vecinos. Desde entonces el Casco ha pasado por tres etapas bien diferenciadas.

La primera va desde 1989 hasta 2002 y se caracteriza por la continua sangría de población. Solo en tres de esos trece años el casco viejo ganó habitantes, aunque el total arroja un saldo negativo de 3.498 vecinos. Si en 1989 vivían 13.691, en 2002 eran 10.193, un 25,5 por ciento menos. Los peores años fueron 1990, cuando se fueron 1.675 personas, y 1995, con 1.511 vecinos menos. Total, que en 2002 el Casco tocó suelo con un censo de 10.193 personas.

La segunda etapa arrancó ese 2002 y duró hasta que llegó la crisis, en 2008. En esos seis años ganó 1.295 vecinos. Se pasó de los 10.193 de 2002 a los 11.488 de 2008, un 12,7 por ciento más. Sin embargo, ese año estalló la burbuja inmobiliaria y comenzó la tercera etapa, caracterizada por una continua pérdida de población que aún no ha terminado.

Entre 1989 y 2002 el Casco perdió 3.498 vecinos. Luego hasta 2008 recuperó 1.295, pero con la crisis hubo una huida otra vez

Por otro lado, resulta interesante ver el peso del Casco Histórico sobre el total de la población de la ciudad. Así, en abril de 1986 Toledo tenía 58.198 habitantes, de los cuales 13.599 vivían en el Casco, es decir, suponían un 23,4 por ciento del total. Como el resto de la ciudad, el número de vecinos ha ido creciendo, mientras que el Casco ha ido menguando: los 10.400 que ahora viven en este barrio solo suponen el 12,4 por ciento de los 83.972 toledanos.

Resto de barrios

En el resto de barrios hay diferencias significativas. Sin embargo, solo se puede hacer un seguimiento desde 1986 en el Polígono, Santa Bárbara, Palomarejos, San Antón/Avenida de Europa y Azucaica. De los otros, o aparecen mezclados o no hay datos hasta 2009. El Polígono ha doblado su población en las últimas tres décadas y ahora es el barrio más con más vecinos. De los 10.513 habitantes de abril de 1986 se ha pasado a los 21.815 actuales. Además, no se ha visto afectado por la crisis, ya que en estos últimos años no ha dejado de crecer.

En Santa Bárbara vivían 7.128 personas en abril de 1986 y ahora son 7.870. Este barrio tuvo un crecimiento bastante tímido, aunque sostenido, hasta 2008, cuando alcanzó su récord con 8.214 vecinos. Desde entonces ha ido perdiendo población y las 7.870 personas del último padrón son 344 menos que hace una década.

En Palomarejos la caída es aún más grande que en el Casco Histórico. Si en 1986 vivían 8.050 personas, ahora lo hacen 5.794, un 28 por ciento menos. En cambio, San Antón/Avenida de Europa casi ha quintuplicado su población al pasar de los 1.563 vecinos en 1986 a los 7.393 actuales. Por último, Azucaica tenía 1.055 habitantes cuando empezó a contabilizarse el padrón y ahora los vecinos son 2.530.