El nuevo cuartel se va a levantar entre las avenidas de Coronel Baeza y Mas del Rivero, en los terrenos de la Vega Baja
El nuevo cuartel se va a levantar entre las avenidas de Coronel Baeza y Mas del Rivero, en los terrenos de la Vega Baja - H. FRAILE

ABC muestra la parcela en Vega Baja donde se construirá el nuevo cuartel de la Guardia Civil

El vicealcalde, José Pablo Sabrido, afirma que esta vez sí será una realidad porque hay un plan de inversiones de doce millones y medio de euros; el edificio será sede de toda la zona y se levantará en 37.000 metros cuadrados, a pocos metros del actual

TOLEDOActualizado:

La construcción de un nuevo cuartel de la Guardia Civil en Toledo, para sustituir al viejo y obsoleto edificio de la avenida de Barber, ha sido durante años una promesa recurrente de todos los gobiernos y alcaldes que han pasado por la ciudad, desde la primera época de Joaquín Sánchez Garrido pasando por la de José Manuel Molina, Agustín Conde y Emiliano García-Page. El actual cuartel es una infraestructura que no tiene capacidad suficiente para albergar al número de agentes asignados a la Comandancia de Toledo y a toda su zona y desde hace años, el día del Pilar, los políticos han ido avanzado en sus discursos proyectos que nunca han visto la luz, ni tan siquiera presupuesto.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, sorprendió hace unas semanas al anunciar en un desayuno informativo con el general Llamas, actual jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo, que el Ayuntamiento tenía ya listo un convenio administrativo que permitirá la permuta de terrenos para que el nuevo cuartel pueda levantarse en una parcela de los antiguos terrenos de la Fábrica de Armas, en Vega Baja, unas conversaciones que han tenido lugar durante meses. Así, anunció que se van a destinar doce millones y medio de euros para comenzar las obras, un dinero incluido dentro del «Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025» que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de enero y que considera el caso de la construcción del nuevo cuartel de máxima prioridad dentro de esta estrategia.

Tras años de promesas y anuncios incumplidos, ABC pregunta al vicealcalde de Toledo, José Pablo Sabrido, sobre la viabilidad del proyecto. «Esta vez nos lo tenemos que creer porque, primera vez, existe un plan de inversiones que contempla esta nueva infraestructura», afirma rotundo. Además, «pase lo que pase el domingo, el presupuesto ya está aprobado por el Ministerio de Interior y es un proyecto de inversiones que es independiente del color político que gobierne España». El proyecto del nuevo cuartel para Toledo «nunca ha estado tan cerca» y explica que han sido meses de duras gestiones a las que «no hemos querido dar publicidad» para no levantar falsas expectativas entre los toledanos.

«Nos lo tenemos que creer porque, por primera vez, existe un plan de inversiones y es independiente del color político que gobierne España»

El vicealcalde reconoce que la Guardia Civil tiene unas instalaciones muy antiguas, «que no reúnen prácticamente las mínimas condiciones que requiere una vivienda digna y, por ello, era una cuestión prioritaria hacer un nuevo cuartel», un edificio que tendrá más unidades que el actual porque será la Comandancia de toda la zona. «La Guardia Civil necesita unas infraestructuras importantes en la ciudad, pero también pensamos que debía mantenerse en el entorno del actual, en Palomarejos y Santa Teresa», explica Sabrido, quien considera que la nueva sede de la Benemérita «va a potenciar la mejora de ambos barrios, no solo desde el punto de vista de seguridad, sino también del desarrollo porque va a colaborar de una manera importante a que, en especial, en el barrio de Palomarejos, pero también en Santa Teresa, se beneficien económicamente». Y todo esto mientras se piensa en otro proyecto urbanístico para el hospital «Virgen de la Salud», que cerrará sus puertas a final de año cuando se traslade al nuevo complejo hospitaliario del Polígono.

Parcela en donde se va a construir el nuevo cuartel de la Guardia Civil en Toledo
Parcela en donde se va a construir el nuevo cuartel de la Guardia Civil en Toledo - ABC

Así, Sabrido afirma que en los últimos meses, el Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior, la Guardia Civil y los responsables municipales han trabajado de la mano y en silencio para dar una solución a un problema que la ciudad llevaba lustros arrastrando. Desde el Ayuntamiento «se ha hecho un esfuerzo por buscar una ubicación buena y adecuada a las necesidades de la Guardia Civil y se eligió esta parcela, entre Mas del Rivero y Coronel Baeza, en el entorno en donde está el actual cuartel, y, además, una parcela que estaba libre y era susceptible de alguna adecuación que permite tanto un desarrollo urbanístico para el Ministerio de Defensa como para la propia construcción del cuartel; esa adecuación es sencilla y se puede llevar a cabo en muy poco espacio de tiempo, unos tres o cuatros meses, y entre todos estamos negociando para que eso se materialice en un plazo muy breve».

«Es muy importante que el nuevo cuartel se mantenga en el mismo entorno y, por eso, se va a construir entre los barrios de Palomarejos y Santa Teresa»

En concreto, se va a trabajar en un espacio de 32.000 metros cuadrados y otros 5.000 más de aparcamiento, en donde se va a realizar una modificación que tiene que definir cuáles son los aprovechamientos urbanísticos de Defensa y que permitirá, además, cohesionar la ciudad y mejorar toda la zona de Vega Baja, cuyo margen derecho, pegado a Santa Teresa, quedará definido. El Ayuntamiento ya tiene listo el borrador del convenio con Defensa e Interior y se espera firmar en poco tiempo gracias a unas negociaciones que, según confiesa Sabrido, comenzaron con la Delegación del Gobierno y la Guardia Civil. «Fuimos ágiles para tener presupuesto y llegar a este compromiso; la alcaldesa no dejó pasar ni un solo día para que esto se pudiera concretar», desvela el vicealcalde, que reconoce también que las relaciones con el general Llamas y el Ministerio del Interior «son magníficas» y recuerda que el Ayuntamiento ha dedicado una plaza próxima a la Guardia Civil, en donde se va a instalar un monolito en el centro de la rotonda.

Por último, Sabrido recuerda que el nuevo cuartel va a estar muy bien comunicado, próximo a la variante de la ciudad, tendrá viviendas para dos las unidades y, además, «vivirán muchísimas personas lo que permitirá el desarrollo de comercio y actividades en la zona». Sobre el destino del actual edificio, Sabrido afirma que mientras se construya el nuevo se va a estudiar cómo vamos a desarrollarlo.