La obra «física» estará terminada el próximo verano
La obra «física» estará terminada el próximo verano - ANA PÉREZ HERRERA

Suben hasta 1.465 los trabajadores que construyen el nuevo hospital de Toledo

Se redobla el alto ritmo de trabajo de los últimos meses y próximamente se licitará el equipamiento tecnológico

ToledoActualizado:

Un total de 1.465 trabajadores se encuentran prestando sus servicios en las obras del nuevo hospital de Toledo. Esa es la cifra de personas que, a día de hoy, se encuentran vinculadas de forma profesional a unos trabajos que en las últimas semanas han adquirido velocidad de crucero. La elevada cifra, facilitada a ABC por fuentes del Gobierno de Castilla-La Mancha, da idea del alto ritmo de trabajo existente en esta importante infraestructura sanitaria pública.

Según explicaron las mismas fuentes, en estos momentos se están realizando, además de trabajos de urbanización en la enorme parcela del futuro hospital, instalaciones de fontanería, saneamiento y climatización, además de vidriería.

El pasado 20 de noviembre, el presidente del Ejecutivo autónomo, Emiliano García-Page, explicó a ABC que «en estos momentos hay 1.200 personas trabajando». Transcurrido mes y medio de aquellas declaraciones, el número de trabajadores se ha elevado hasta los 1.465.

García-Page añadió entonces que a principios de este año 2019, el Gobierno regional licitaría todo el equipamiento tecnológicodel nuevo hospital de Toledo por un montante de 48 millones de euros. «Fíjese lo que va a llevar el nuevo hospital solamente de tecnología, casi 50 millones de euros, la mitad de lo que valen otros hospitales», subrayó, y explicó que las obras para la construcción del macrohospital finalizarán «físicamente» en el verano de 2019, aunque todo el montaje «estará terminado, digamos, a mitad de 2020».

Como paso previo a esa millonaria licitación que parece inminente, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el pasado 5 de diciembre la autorización de un gasto de 1,17 millones de euros para la adquisición, instalación y puesta en marcha de los sistemas de lavado, descontaminación, esterilización, gestión de información y trazabilidad de la futura central de esterilización del centro hospitalario, según informó en rueda de prensa el portavoz de la Junta de Comunidades, Nacho Hernando, quien destacó que se trataba de la primera inversión para la adaptación de equipamiento, una cantidad «a la que se sumarán en próximos meses más inversiones para la adaptación tecnológica del nuevo centro de hasta 50 millones de euros».

En concreto, Hernando explicó que a los 1,17 millones de euros ya aprobados se unirán 18 millones para equipos de alta tecnología, más de 16 millones para equipamiento quirúrgico, 8,1 millones para quirófanos, 4,5 millones para laboratorios y 1,5 millones para farmacia.

«Se trata de un nuevo paso adelante», remarcó Hernando, quien aseguró que «las obras avanzan a muy buen ritmo» y dentro de los plazos previstos tanto por el Gobierno de Castilla-La Mancha como por la Unión Temporal de Empresas. Como ya hizo Page, ratificó que el fin de la obra será en abril de 2019, tras lo cual se abriría un periodo de unos seis meses para la dotación de material, la compra e instalación del equipamiento tecnológico. Un hospital que tendrá un 21 por ciento más de camas, doblará el número de quirófanos, tendrá 120 puestos de tratamiento en hospitales de día, 40 boxes de observación de Urgencias y un 60% de locales para consultas.