Amador Palacios - OPINIÓN

Nuestros escritores comentados por Paco López-Barxas

Confieso que he leído reúne 101 comentarios sobre literatura, algunos de autores castellano-manchegos

Amador Palacios
Actualizado:

Paco López-Barxas es un periodista y crítico gallego que ha estudiado la obra de importantes escritores castellano-manchegos, tanto clásicos: el toledano José de Valdivielso o el conquense Antonio Enríquez Gómez, como contemporáneos: el ciudarrealeño Ángel Crespo o el astur-conquense Carlos de la Rica, adentrándose igualmente en mundos del entorno sociológico y paisajístico de lo que hoy es nuestra región, como es el caso del Quijote y de Camilo José Cela.

Paco López-Barxas nació en Ourense pero se tiró nada menos que 21 años residiendo en Madrid. En la Universidad Complutense se licenció en Literatura Hispánica. Y en esta capital autonómica y nacional, tiempo en que yo lo conocí (casado y con dos niños pequeños), ambos íntimos amigos del poeta Carlos de la Rica, puedo dar fe que desarrollaba una intensa labor dedicado a la enseñanza, al periodismo cultural (tuvo importante papel en la revista Argumentos), y a la crítica literaria difundida en los más importantes medios especializados del país.

Regresó a Galicia en 1991, entregándose de lleno al periodismo, pues fue director del Xornal Diario de Pontevedra y redactor jefe de la Televisión de Galicia. De ahí pasó a formar parte del Gobierno de la Xunta de Galicia, ocupando dos veces el cargo de Director General, de Promoción Cultural y del Libro, Bibliotecas y Archivos. Se integró en el gabinete de Alberto Nuñez Feijóo; relación de la que se puede extraer la siguiente anécdota: Cuando Feijóo llama a Paco López-Barxas como hombre de confianza, muchos le reprocharon al Presidente que por qué había sido adscrita a su equipo una persona que había sido comunista. Naturalmente el político gallego, cosa que mucho le honra, contestó replicando que López-Barxas era una excelente profesional.

Con motivo de cumplirse, el año pasado, el centenario del nacimiento de Camilo José Cela, Auga Editora, de Santiago de Compostela, publicó, con el patrocinio de la Xunta, un espléndido volumen coordinado por Paco López-Barxas, Mazurca para Camilo José Cela, prologado por Darío Villanueva, director de la R.A.E., y que reúne a prestigiosas firmas, como la de Basilio Losada, César Antonio Molina o José María Castellet, entre muchas otras. Dicho volumen tuve el placer de anunciarlo en un breve artículo publicado en esta edición digital el 24 de noviembre de 2016 (http:// www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/toledo/centenario-quijote/abci-mazurca-para-camilo-jose-cela-201611242254_noticia.html).

Paco López-Barxas es autor de libros de ensayo, narrativa infantil y ediciones críticas. Su última producción es un tomo recopilatorio de textos ya publicados que bajo el título, de diáfana resonancia nerudiana, Confieso que he leído, reúne, como expresa su subtítulo, 101 comentarios sobre literatura gallega, española y universal. El libro está prologado por el exministro de Cultura, y gran amigo del autor, César Antonio Molina, quien afirma de Paco López-Barxas «es un gran lector y, por lo tanto, intérprete magnífico de lo que otros escriben». El conjunto está claramente dividido en tres partes, abarcando esas tres literaturas mencionadas. Se incluye un apéndice que traduce al castellano 18 artículos sobre la literatura gallega aparecidos originalmente en esta lengua.

En el apartado de literatura española, párrafos muy sabrosos nos ilustran de «El Quijote visto por escritores gallegos», el comentario de «José de Valdivieso y su Romancero Espiritual», la indagación de «El pensamiento político en el teatro de Antonio Enríquez Gómez», la crítica de El aire de los dioses de Ángel Crespo, el conciso y fecundo estudio de la poesía de Carlos de la Rica. Llama ahora entrañable y emocionalmente la atención la reseña de Paco López-Barxas de la poesía intemporal de Mallarmé a la luz de su traductora y estudiosa Pilar Gómez Bedate, viuda de Ángel Crespo y que lamentablemente falleció en el pasado mes de agosto.

POR AMADOR PALACIOSPOR AMADOR PALACIOS