Buscando a Leonardo desesperadamente

El hombre, de 73 años, desapareció el 25 de octubre de Poyales del Hoyo (Ávila)

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Leonardo González García, de 73 años, se fue al campo para coger castañas el 25 de octubre y ya no volvió a su casa de Poyales del Hoyo (Ávila). Desde entonces su familia lo busca desesperadamente. "Cuando salió de casa sobre las 9 de la mañana estaba perfectamente, pero tiene que estar muy mal, desorientado, ha tenido que perder la cabeza por completo", afirma su hija Maribel González, vecina de Talavera de la Reina, población situada a unos 50 kilómetros de Poyales del Hoyo.

El mismo día que desapareció lo vieron dos jóvenes en un paraje de su pueblo. Otros testimonios dicen que dos días más tarde alguien se cruzó con Leonardo a 14 kilómetros de esta pequeña población abulense. Y, el pasado viernes, un vecino de Candeleda contó a la Guardia Civil que el 1 de noviembre también vio al padre de Maribel en un camino de este municipio que linda con Extremadura.

Desde entonces, no se sabe nada más de él. Familia, amigos, vecinos y la Guardia Civil lo han buscado en varios kilómetros a la redonda, han empapelado los pueblos de los alrededores con la fotografía de Leonardo, se han apoyado en los medios de comunicación y siguen saliendo en grupos al campo para encontrar un rastro que se pierde en los caminos de Candelada.

La última vez que se tiene noticias de Leonardo no llevaba el jersey con el que salió de casa, pero sí vestía una camisa blanca a rayas azules, un pantalón marrón y unas zapatillas azules. La mirada a través de unos ojos azules y unas gafas doradas la llevaba perdida. Pero continuaba aferrado al cubo azul y al saco blanco con los que se marchó a por castañas el último lunes de octubre.