SUSTITUYE EN ESTA REPONSABILIDAD A CARMELO BOROBIA

El arzobispo nombra vicario general de la Archidiócesis a Ángel Fernández Collado

TOLEDO Actualizado:

El Arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha firmado el nombramiento como Vicario General de la Archidiócesis toledana a Ángel Fernández Collado, que sustituye a Carmelo Borobia, tras presentar al Papa su renuncia por motivos de edad y despedirse oficialmente como obispo auxiliar el pasado día 8. Ángel Fernández, quien desde el 8 de noviembre del 2009, ha ocupado el cargo de provicario general de la archidiócesis, según informó ayer el Arzobispado de Toledo en un comunicado. Nació el 30 de mayo de 1952 en Los Cerralbos (Toledo) y tras realizar sus estudios en el Seminario Diocesano fue ordenado sacerdote el día 10 de julio de 1977. Coadjutor de las parroquias toledanas de El Buen Pastor, primero, y de San José Obrero, después, Fernández obtuvo en Roma el doctorado en Historia de la Iglesia por la Pontificia Universidad Gregoriana. Fue nombrado, a su regreso a España, Consiliario de las Mujeres de Acción Católica y capellán de las religiosas Siervas de María, en Toledo, en 1984, y fue auxiliar del archivo de la Catedral Primada, capellán mozárabe, vicesecretario del Instituto de Estudios Visigótico-Mozárabes y Consiliario de Acción Católica General. También ha sido Delegado Diocesano para el Patrimonio Cultural y Artístico, Postulador Diocesano para las Causas de Beatificación y Canonización de la archidiócesis de Toledo, Delegado diocesano de Caridad y Promoción Social y Delegado Diocesano del Clero y de la Vida Consagrada. El nuevo Vicario General, que es Canónigo archivero-bibliotecario de la Catedral, fue nombrado el 18 de octubre de 2001 canónigo mozárabe y el 8 de septiembre de 2002 Profesor de Historia de la Iglesia en el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso.