Yuncler acude a la ministra de Fomento

El alcalde socialista pide una reunión con Ana Pastor para mejorar la línea de autobús

TOLEDO Actualizado:

El alcalde de Yuncler, Luis Miguel Martín, ha solicitado a través de una carta una reunión con la nueva ministra de Fomento, Ana Pastor, para tratar de mejorar la línea de autobús que une este municipio de 3.900 habitantes con Madrid y Toledo. Tras haber sido recibido por el viceconsejero de Transportes de Castilla-La Mancha, Luis Ques Mena, el edil socialista ha pedido una cita con la ministra para poder explicarle de primera mano el problema que sufren los municipios sagreños vecinos de la comunidad de Madrid.

Según la misiva del alcalde, con fecha 26 de diciembre de 2011, los municipios toledanos de Yuncler de la Sagra, Villaluenga de la Sagra y Numancia de la Sagra sufren una gran discriminación con sus vecinos de Cabañas y Yuncos, a pesar de estar separados pocos kilómetros.

Estas últimas localidades cuentan con un autobús cada media hora todos los días del año y municipios como Yuncler o Villaluenga hay días que un autobús tarda en pasar más de cuatro horas, acrecentándose el problema los fines de semana.

El crecimiento de Yuncler en términos de población y en actividad industrial requiere una reestructuración del transporte público, según el edil socialista, quien añadió que la consolidación de los polígonos industriales pegados a la autovía hace imprescindible una reestructuración en la frecuencia y seguridad de las paradas de autobús.

Cruzar andando

Desde el Ayuntamiento aseguran que se necesitan nuevas paradas, ya que «solo hay una en el municipio», y mejorar la iluminación en el cruce con la autovía, «ya que llevamos un año sin luces en el puente y muchos vecinos cruzan andando, con el peligro que eso entraña».

Asimismo, recuerdan que Yuncler y Villaluenga sufrieron hace tres años el mayor accidente múltiple de España, que fue provocado por la niebla que «tan frecuentemente sufrimos en esta parte de la región». Por ello, Martín ha propuesto el ahorro en una línea que «es totalmente deficitaria» y que se aproveche la línea que une las dos capitales regionales, «aumentando la rentabilidad de una y eliminando o reestructurando la línea que no es rentable», a lo que añadió que «ahorrar está bien pero optimizar los recursos es todavía mejor».