El último barbero de Torrijos se jubila

El último barbero de Torrijos se jubila

Actualizado:

Mariano Díaz Fernández se ha jubilado a los 67 años. Era el último barbero-peluquero de Torrijos, su pueblo natal. Iba todavía en pantalón corto cuando, con apenas diez años, comenzó a aprender el oficio de la mano de Pablo Labrado. A su abrigo estuvo hasta los 16 años, edad a la que decidió enrolarse en la peluquería de los hermanos Santiago y Jesús, donde trabajó hasta que se tuvo que marchar a cumplir con el servicio militar.

Una vez licenciado, Mariano optó por independizarse y abrir su propio negocio en 1966 en la céntrica plaza del Cristo, donde permaneció 38 años hasta que hace ocho cambió a otro local en propiedad.

Todavía no se ha acostumbrado a ver su negocio cerrado y aún son muchos los clientes que cada día se acercan al local para cortarse el pelo, pero se tienen que dar la vuelta.

Además de arreglarse los cabellos y la barba, los clientes de Mariano podían dialogar sobre fútbol o cuestiones de su pueblo, del que se siente enamorado.

El barbero, gran aficionado al fútbol y seguidor del Real Madrid, no fue mucho tiempo a la escuela. Por eso, Mariano siempre ha querido que sus tres hijos tuvieran más conocimientos académicos, algo que ha conseguido.

Ahora el último barbero de Torrijos disfruta de su jubilación junto a su mujer, Raimunda López Díaz; sus tres hijos y cuatro nietos.