Un toledano, obispo auxiliar de Sevilla

Santiago Gómez Sierra será consagrado hoy y estará presente el arzobispo de Toledo

TOLEDO Actualizado:

Monseñor Santiago Gómez Sierra será consagrado hoy como obispo titular de Vergi y auxiliar de Sevilla en la Iglesia Catedral de Sevilla durante la celebración de la eucaristía presidida por el arzobispo hispalense, Juan José Asenjo Pelegrina. El toledano Gómez Sierra estará acompañado durante la ordenación episcopal de un total de 28 prelados. De esta manera, según informa la Diócesis de Sevilla en una nota, junto al arzobispo de Sevilla, el cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, el nuncio apostólico, Renzo Fratini, y el obispo de Córdoba, diócesis de procedencia del obispo auxiliar electo, Demetrio Fernández, han confirmado su asistencia el cardenal arzobispo emérito de Valencia, Agustín García Gasco, los arzobispos de Granada, Javier Martínez, de Toledo, Braulio Rodríguez, de Zaragoza, Manuel Ureña, y castrense, Juan del Río.

Igualmente participarán todos los obispos de las diócesis andaluzas, José Vilaplana, Antonio Ceballos, Jesús Esteban Catalá, Ramón del Hoyo, Adolfo González, José Mazuelos y Ginés Ramón García. Del mismo modo, Gómez Sierra contará con el apoyo del arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, Antonio Montero, y los obispos eméritos de Málaga y Huelva, Antonio Dorado y Ignacio Noguer, respectivamente.

Por otro lado, resalta que se espera una presencia destacada de sacerdotes y religiosos procedentes de las Diócesis de Toledo y Córdoba en la celebración que comenzará a las 12, 00 horas. El pasado 18 de diciembre, la Santa Sede hacía público el nombramiento de monseñor Santiago Gómez Sierra como obispo titular de Vergi y auxiliar de Sevilla.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha calificado en una de sus últimas cartas pastorales el nombramiento de Gómez Sierra como «un regalo que ha llenado de alegría y esperanza a toda la comunidad cristiana de Sevilla». Gómez Sierra ha elegido para su blasón episcopal el lema en latín «Pacificans per sanguinem eius» (Haciendo la paz por la sangre de su cruz) tomada del texto de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses. La pieza principal del escudo, sobre campo de plata, es la cruz, sin imagen, del Santísimo Cristo del Prado, devoción de su localidad de nacimiento, Madridejos, en la provincia de Toledo.