Relevo en la parroquia de Valparaíso

José María Jané y Raúl Tinajero sustituyen a Antonio de Jesús Muñoz y Valentín Velasco

C. M-F
TOLEDO Actualizado:

En la celebración eucarística de las ocho de la tarde de hoy se producirá el relevo de sacerdotes en la parroquia de «Santa Beatriz de Silva» de Valparaíso que aglutina a cerca de 7.000 personas de esta zona, incluyendo La Legua, Vistahermosa y los bloques cercanos al hospital Tres Culturas. La ceremonia estará presidida por Braulio Rodríguez Plaza, arzobispo de Toledo, y será concelebrada por más de veinte sacerdotes.

Se marcha Antonio de Jesús Muñoz Fernández, párroco durante seis años y medio y Valentín Velasco Arroyo, casi un año en la parroquia, ambos extremeños y antiguos seminaristas de Toledo. Requeridos por el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, acuden a cumplir una nueva misión en Cáceres. Muñoz Fernández impartirá clases en el seminario de esa ciudad, además de compartir labores en una parroquia y responsabilizarse del Apostolado de la Oración. Velasco Arroyo atenderá espiritualmente a los Hermanos de la Cruz Blanca. Tras no pocas vicisitudes, el párroco saliente ha puesto en marcha la parroquia, caracterizada por su mucha juventud, gran participación y entusiasmo de los feligreses. En los últimos días los dos sacerdotes han recibido un sencillo homenaje y numerosas muestras de afecto.

Les relevan en sus cometidos José María Jané como párroco y Raúl Tinajero Ramírez, como adscrito. El primero, de 68 años, proviene de la parroquia de «San Julián» de Toledo, en San Antón, ha ejercido el sacerdocio en localidades como Madridejos y Recas, y está muy vinculado a la Acción Católica. Tinajero Ramírez compartirá su actividad en Valparaíso y de momento continuará como responsable del Servicio de Pastoral de la Juventud (Sepaju) de la Diócesis. Tiene 38 años, procede de Torrijos y es natural de Corral de Almaguer.