CIUDADANÍA

La región tiene 4.575 objetores, de los que 755 han llegado a los tribunales

TOLEDO Actualizado:

Alrededor de 45.000 alumnos de Castilla-La Mancha están matriculados este curso en Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC), de los cuales 4.575 son objetores, según informó el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, en una entrevista con Ep. De los 4.575 alumnos que han decidido objetar a EpC, que representa un diez por ciento del total matriculados en esta asignatura, 755 tienen su caso en los tribunales.

Precisamente, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, anunció este martes en el Congreso la sustitución de la asignatura de EpC por Educación Cívica y Constitucional, que, según dijo, estará «libre de cuestiones controvertidas y de adoctrinamiento ideológico». Marcial Marín coincide con el ministro y considera que hay que apostar por «la enseñanza de provecho, de calidad y no por el adoctrinamiento». «Los alumnos no pueden ser la diana del adoctrinamiento político, sino tienen que ser la diana de una educación basada en principios, valores y conocimientos», dijo. De este modo, afirmó que los alumnos tienen que «dominar» la Constitución Española.