Previenen posibles alteraciones en el desarrollo de los niños

Los centros de salud de Quintanar y Villacañas activan un protocolo en atención temprana

TOLEDO Actualizado:

El proyecto de coordinación sociosanitaria «Apostando por la detección desde el nacimiento» que puso en marcha hace algo más de un año el Gobierno de Castilla-La Mancha y la asociación «Asprodiq» en los centros del salud de Quintanar de la Orden y Villacañas, ambos en la provincia de Toledo, sigue registrando resultados muy positivos en la detección precoz de posibles alteraciones en el desarrollo en los niños de 0 a 6 años.

Cabe recordar que desde abril de 2010 un equipo multidisciplinar de Atención Temprana —formado por una psicóloga, una logopeda y una fisioterapeuta— se encarga de atender un día a la semana en estos centros a los niños que son derivados desde la consulta de Pediatría. Mediante una valoración del desarrollo global del niño, el equipo de profesionales evalúa si éstos son susceptibles o no de recibir tratamiento en el Centro de atención temprana.

A esta consulta especializada se suma ahora un nuevo protocolo de detección precoz compuesto por 21 ítems o signos de alarma cuyo objetivo detectar alteraciones en el desarrollo o riesgo de padecerlas a los 18 meses de edad. Su contenido fue presentado a los profesionales de Pediatría y Enfermería del área sanitaria a través de reuniones en las que se puso en común la metodología a utilizar.

Con el objetivo de que sea aún más eficaz, además de las respuestas de los padres, el propio pediatra o enfermero comprobará en consulta cada uno de los puntos del cuestionario. Para ello, el equipo de atención temprana proporcionó al equipo sanitario una relación de los materiales necesarios para su evaluación (juguetes y elementos visuales), así como una plantilla de corrección.

Gracias a la puesta en marcha de este proyecto piloto, se establece un modelo de coordinación sociosanitaria que garantiza la detección desde el nacimiento de las deficiencias en el desarrollo y / o situaciones de riesgo de los niños con el fin de prevenir posibles dificultades y minimizar futuras discapacidades. Asímismo, se consigue establecer una rápida y positiva conexión de los padres con el Centro de Atención Temprana que llevará el tratamiento.