Page asegura que hará un proyecto integrador y de cambio
Page durante su visita ayer a un parque del Polígono - A. P. H.

Page asegura que hará un proyecto integrador y de cambio

El que será secretario general del PSOE dice que no ha despejado el nombre del presidente

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De manera definitiva y formal, «porque es el momento de tener coraje», el alcalde de Toledo y secretario general de los socialistas toledanos, Emiliano García-Page, anunció ayer, mientras visitaba un nuevo parque en el barrio del Polígono, su intención de presentarse a la Secretaría General del PSOE de Castilla-La Mancha en el décimo Congreso que se celebra ese fin de semana en Toledo. Y eso mediante un proyecto que definió como integrador, «de recuperación» y «de cambio» en el PSOE de Castilla-La Mancha, en el que sucederá en el puesto a José María Barreda.

En sus primeras declaraciones como aspirante a la Secretaría General, García-Page afirmó que busca un proyecto «de consenso y modélico», con una Ejecutiva integradora, «de cambio» y que plantee «opciones de futuro moderadas», un proyecto de recuperación «con gente nueva», —se calcula un 80%— pero que no tiene que ser toda «desconocida». «Me voy a obsesionar por que Castilla-La Mancha recupere la autoestima y se mire con orgullo a sí misma», aseguró.

Pero sobre lo que concita mayor incógnita, a la vez que expectación general, como es la designación de la persona que ostentará la presidente del partido, ayer afirmó que no lo tiene decidido. Al respecto apuntó que para tomar esta decisión seguirá su «estilo», que consiste «primero» en conocer si cuenta con la confianza del partido y después «hacer la composición». Como ABC informó ayer, existe una lucha soterrada en la que Bono y Barreda aparecen como aspirantes a este puesto. La solución salomónica apunta a una «bicefalia» para este puesto.

Mano tendida

García-Page anunció también su intención de elaborar un partido de «territorio» y «comprometido» con la región, que «proteja lo mucho que se ha construido» en Castilla-La Mancha y que está «simplemente en el aire». Pero el futuro secretario general fue en sus planes más allá del Congreso, de modo que lo primero que hará será reunirse el próximo martes 28 de febrero con los sindicatos y empresarios de Castilla-La Mancha para «hablar del empleo y de la situación económica de la región». También aseguró que tendrá «siempre la mano tendida al gobierno» y a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, para poder «parar la escalada de desmantelamiento de los servicios públicos» y de "una parte importante del tejido de la región».

Al margen de ello, García-Page ha admitido que es necesario un cambio dentro del partido tanto a nivel provincial como regional, aunque afirmó que el PSOE de la región está «muy orgulloso» de lo que ha hecho el partido durante los «muchos años» de Gobierno en Castilla-La Mancha. Añadió que la región sólo puede dirigirla quien «quiere a la tierra» y quien «tiene claro que esto no es un segundo plato».

Insistió en que «no tengo otras obsesiones ni otras miras distintas», y aseguró que podrá compatibilizar la alcaldía con la Secretaría General del PSOE en Castilla-La Mancha, al igual que ha podido hacerlo con la Secretaría provincial. Al respecto, apuntó que «el único problema de conciliación» por su doble condición lo va a tener, como siempre, su familia.

Sobre el PP dijo que ve un partido que «insulta demasiado» y «trabaja poco», algo que ha asegurado que él no hará. «Los que trabajan en el Gobierno de Castilla-La Mancha vienen todos los días de Madrid, casi hay que poner un vagón del AVE para ellos», afirmó García-Page, quien ha subrayado que él no va a «contestar a insultos ni ataques».

Casi 300 delegados

En el congreso tendrán voto 292 delegados, pertenecientes a las cinco agrupaciones provinciales a las Juventudes Socialistas. En concreto, Albacete aporta 52 delegados, Ciudad Real 84, Cuenca 33, Guadalajara 29, Toledo 79 y las Juventudes Socialistas, 20 delegados.

Tras la apertura del Congreso, los delegados votarán el informe de gestión del secretario general saliente, José María Barreda, antes de que se abra el plazo para la presentación de candidaturas y, a las cinco de la tarde, se proceda a la votación.