Page apunta la necesidad del Nudo Sur para mejorar el tráfico en Vega Baja

El alcalde inauguró la remodelación de la plaza de La Calera en el Poblado Obrero

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Durante la inauguración de la Plaza de La Calera, en el Poblado Obrero, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, manifestó la necesidad de acometer el Nudo Sur mediante la construcción de una glorieta en la carretera del puente de la Cava. Un proyecto que García-Page aseguró que acometerá a comienzo de la próxima legislatura si gana las elecciones, ya que apuntó que es una petición vecinal que permitirá garantizar una mejor circulación rodada en toda la zona de Vega Baja, algo que se hará más necesario por la masiva afluencia de vehículos cuando se construya el futuro Corte Inglés. No obstante, el alcalde ha precisado que esta infraestructura se realizará «siempre con cuidado y con respeto por el entorno», así como con las preceptivas actuaciones arqueológicas.

El Ayuntamiento ya anunció en noviembre de 2009 el anteproyecto del Nudo Sur de la capital, al que curiosamente IU ponía más de una objeción. La construcción de la rotonda y los accesos correspondientes suponen una inversión aproximada de 1.800.000 euros, según informaron en su día los concejales de Servicios, Gabriel González, y de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente, Javier Nicolás.

Este «ambicioso proyecto», como se le definió, conecta el puente de la Cava con los barrios de Santa Teresa y el Casco Histórico sin tener que pasar por la rotonda de la Avenida de la Reconquista, lo que ayudaría a descongestionar el tráfico de esta zona. La rotonda permitirá, por ejemplo, a los vehículos que procedan desde la carretera de Argés o de La Puebla de Montalbán acceder a Vega Baja o Santa Teresa sin tener que llegar a Reconquista, mejorando así la movilidad.

No obstante, desde el Ayuntamiento se asume la complejidad técnica que puede tener este proyecto y sobre todo la patrimonial, «pero hemos decidido que vamos a tirar para adelante y seguir renovando y desarrollando la ciudad», señalaron en su día los responsables municipales.

El proyecto pasa en su primera fase por expropiar la vivienda, de un único propietario, y con el que al parecer existe acuerdo.

Nueva plaza en el Poblado

La infraestructura, englobada dentro del Plan de Ordenación Municipal (POM), tiene como siguiente fase el visto bueno por parte de Patrimonio, y en este caso el Ayuntamiento asegura asumir «los riesgos patrimoniales» que pueden producirse «y cumplir todos los parámetros para que se puedan ejecutar en plazo y en forma». En suma, esta nueva glorieta permitirá que se «diversifiquen las posibilidades de acceso a la ciudad».

Por lo que se refiere a la inauguración de la plaza de La Calera, el Consistorio ha acometido una remodelación completa e integral, ya que se encontraba muy abandonada. Las obras, llevadas a cabo por la empresa «Seranco» y que han supuesto una inversión de 231.000 euros, han consistido en la creación de varios espacios, la instalación de mobiliario para área infantil y de mayores y la instalación de una pista polideportiva.

Esta actuación se une a la remodelación llevada a cabo en otra plaza situada muy cerca, la del Pez, lo que ha permitido renovar por completo la imagen de esta histórica zona de la ciudad. El alcalde se mostró satisfecho de esta actuación, porque «es una zona sensible de la ciudad que se encuentra en el corazón de la misma», pero además incidió en que el Poblado Obrero es una de las zonas de Toledo que mostrará más transformación en los próximos años por la instalación de El Corte Inglés, así como por las instalaciones culturales previstas y la baja densidad de población de la zona «que le hace muy singular».