Las obras de Santo Domingo el Real terminarán en octubre

Las obras de Santo Domingo el Real terminarán en octubre

Se ha instalado un sistema «pionero» en la iglesia para evitar las humedades

ISABEL MIRANDA
TOLEDO Actualizado:

Desde el pasado mes de diciembre, las personas que frecuentan el convento de Santo Domingo el Real llevan casco y caminan por andamios. Pero poco tiempo les queda, ya que las obras de rehabilitación financiadas por el Consorcio están a punto de terminar.

Por ello, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, visitó ayer el lugar junto con el gerente del Consorcio, Manuel Santolaya y el concejal de Cultura, Jesús Nicolás, quien explicó que las obras finalizarán en octubre y se mostró satisfecho respecto al «trabajo sin prisa, pero sin pausa» que realiza el Consorcio con el patrimonio histórico de la ciudad.

En Santo Domingo el Real, el trabajo ejecutado abarca tanto la conservación de la iglesia como la mejora sus elementos artísticos, entre los que destaca la cúpula principal, el presbiterio, las capillas laterales, la Sacristía y la capilla de Santo Tomás.

Además, Nicolás avanzó que se ha incorporado al edificio un método «pionero» para eliminar la humedad del templo —que era causa de degradación— mediante ósmosis inversa, con la creación de un campo magnético que realizado con una instalación inalámbrica, por lo que no es «agresiva» con el edificio. Todo esto con un presupuesto de 400.000 euros, según declaró Santolaya, en el que también ha colaborado la Congregación.

Por su parte, la madre superiora del convento, sor María Teresa se mostró «encantadísima» con las obras, asegurando que se subió a los andamios para ver la cúpula, y manifestó que en diciembre se hará una misa inaugural con la presencia, según espera, del arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez.