Miles de estudiantes «tomaron» La Peraleda convocados por ITI

Miles de estudiantes «tomaron» La Peraleda convocados por ITI

El «macrobotellón» superó todas las previsiones y se activó un dispositivo policial

MARÍA JOSÉ MUÑOZ
TOLEDO Actualizado:

«Se han superado todas las previsiones» de asistencia al recinto ferial de La Peraleda. Son palabras de Rafael Perezagua, concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, en referencia al concurridísimo «macrobotellón» celebrado durante todo el día de ayer en esta zona de la ciudad. Convocados por la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial (ITI) del campus de Toledo, miles de jóvenes —algunas fuentes hablaban de 10.000 personas, pero más acorde a la realidad es la cifra de 4.000—, pasaron el día en compañía, tomando copas y algo de comida, ya que la hora del almuerzo partió la jornada en dos.

A los miles de universitarios presentes se unieron otros muchos estudiantes de Enseñanzas Medias de Toledo, la provincia e, incluso, de otros puntos de la región, según los comentarios que podían leerse en la red social twitter y que hacían referencia a su marcha hacia Toledo: «hoy ITI, a pasarlo bien, pufff qué ganas», o «vamos, que nos vamos para Toledo», «yendo para Toledo, soy fácil de convencer», «me han liado y esta tarde voy para Toledo», «hoy todo el mundo vuelve a Toledo, qué tendrá ITI?», «voy a darlo todo, esta tarde estoy en Toledo. ITI», «Rumbo a Toledo. ITI», «los que no estamos en ITI hacemos una secta o algo?», «futuros ingenieros técnicos industriales disfrutad de ITI, cuando se acaba la carrera se echa de menos, o «vamos que nos vamossss, ITI, ITI, ITI, cuantísima gente madre¡».

Los congregados en La Peraleda instalaron toldos para protegerse del sol y podían verse numerosos vehículos con el maletero abierto con amplificadores de sonido en su interior. Junto a los vehículos, alguna que otra barbacoa improvisada para saciar el hambre entre copa y copa. Según los datos ofrecidos a ABC por el concejal Perezagua, el Ayuntamiento estableció un dispositivo de tráfico y seguridad en el que también participó la Guardia Civil y la Policía Nacional. Fundamentalmente, dicho operativo estaba encaminado a evitar la conducción de vehículos bajo los efectos del alcohol y los agentes de la Guardia Civil realizaron numerosas pruebas de alcoholemia. Por su parte, la Policía Nacional controló el tema de drogas.

El año pasado, el Ayuntamiento protestó por las condiciones de suciedad en que quedó la zona tras el paso del «botellón ITI», y espera que ahora alguna institución más asuma sus responsabilidades al respecto dado el alto coste que para las arcas municipales suponen las labores de limpieza. En 2011 se generaron tres toneladas de basura, cuatro horas de trabajo y un coste de 4.000 euros.