CRIMEN DE NAVAHERMOSA

El jurado popular sólo declara culpable al padre y absuelve a su hijo

EFE
Actualizado:

TOLEDO

El jurado declaró anoche a Clemente P. G. culpable del homicidio de Gregorio L. L., ocurrido en Navahermosa en 2006, y determinó que José Alberto P. C., hijo del primero, no participó en el homicidio. Gregorio perdió la vida cuando Clemente P. G., de 56 años, le clavó una barra de hierro en el transcurso de una pelea.

Además, ha considerado que no existe ninguna circunstancia que atenúe la responsabilidad del procesado, para quien el fiscal pide doce años de prisión y la acusación particular, ejercida por la familia del muerto, uno más, mientras que la defensa ha solicitado que se le imponga la pena mínima.

A su hijo le exime de culpa en el homicidio, pero le considera responsable de causar lesiones al hijo del fallecido, Gustavo L. M., y de dañar el vehículo de la víctima.Sobre Gustavo L. M., también juzgado por una falta de lesiones, el jurado ha determinado que causó lesiones a José Alberto.