La Junta dice que «no se merece» la huelga y los sindicatos auguran que será un «éxito»

Las organizaciones convocantes dicen que el paro «hará temblar» los cimientos de la Junta

TOLEDO Actualizado:

El consejero de Presidencia y de Administraciones Públicas, Leandro Esteban, afirmó ayer que el Gobierno regional no se merece la huelga convocada entre los empleados públicos para mañana. También señaló que es «imprescindible» en este momento hacer «un ejercicio de responsabilidad», ofreció a los sindicatos «dialogo, como hemos hecho siempre» y la posibilidad de «ponernos de acuerdo». Dice respetar profundamente el derecho que tienen los sindicatos a la huelga, pero cree que en este caso «no es merecida para este Gobierno».

El Gobierno regional, asegura Esteban, está intentado solucionar problemas y cree que la huelga «radicaliza y tensiona la convivencia», por lo que cree que «la huelga no es la solución», sino «buscar soluciones conjuntas y desde aquí yo las ofrezco. Lo he hecho en privado con algunas de las centrales sindicales y estoy dispuesto a reunirme cada vez que sea necesario, a ofrecer salidas conjuntas».

Por su parte, los sindicatos convocantes de la huelga han augurado que la convocatoria será un «éxito» y han confiado en que la respuesta de los trabajadores y de los ciudadanos de Castilla-La Macha sea contundente para lograr que este «paro histórico» haga «temblar» los cimientos de la Junta de Comunidades. En una rueda de prensa conjunta, los sindicatos han coincidido en que el «plan de recortes» del Gobierno presidido por María Dolores de Cospedal necesita de una fuerte respuesta por parte de los castellano-manchegos porque se «ceba» con los que menos tienen, «destruye» empleo y «desmantela» los servicios públicos de la región.

Otro de los mensajes que los sindicatos han querido enviar es que el Estado del Bienestar «peligra» en Castilla-La Mancha con una ley que saldrá publicada el mismo día que se ha convocado la huelga, coincidencia que las organizaciones sindicales ven como una «provocación» más del Gobierno regional. También han dedicado algunas palabras al consejero Leandro Esteban, a quien han pedido que deje de «mentir» y de enviar «mensajes de intoxicación».

En la rueda de prensa los sindicatos definieron la huelga como la «última trinchera» para defender los servicios públicos de la región. «Ni un recorte más!, ¡ni una prestación menos!, ¡ni un derecho menos!, ¡ni una privatización más! ¡Movilízate!» es el lema de la movilización.

La secretaria general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, María del Carmen Campoy, VOLVIÓ a cifrar en 6.000 los empleados públicos que han perdido su puesto de trabajo en la Junta de Castilla-La Mancha, estimación con la que cree «se queda corta». Desde SIC-GS, Juan Julián denunció que existen listas de ceses de interinos que hace sospechar que se van a despedir a unos 4.000-5.000 empleados de la sanidad regional. Sobre los servicios mínimos fijados por el Gobierno regional, los sindicatos dicen que «no son servicios mínimos, sino que son servicios máximos» y «desproporcionados».

Horario de manifestaciones

Aparte de la jornada de huelga, los sindicatos han convocado ese mismo día concentraciones (12.00 horas) y manifestaciones (18.00 horas) en todas las capitales de provincia. En Toledo la concentración se ha convocado en la Plaza de Zocodover y la manifestación partirá a las 18.00 horas desde la Plaza del Ayuntamiento hasta la Plaza de Zocodover. En Talavera habrá sólo una manifestación que partirá del Paseo Arqueros a la Plaza del Pan.

Los sindicatos convocantes son CCOO, UGT, el Sindicato Idependiente de Celadores, Personal de Gestión y Servicios (SIC-GS), la Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad (FSES), la Federación de Empleados Públicos Unión Sindical Obrera (FEP-USO) y la Intersindical de Castilla-La Mancha (STE, STAS y SF).

Por su parte, el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, vaticinó en declaraciones a la cedena Ser que en la huelga habrá «más gente que ha votado al PP que de los que han votado al PSOE». Añadió que el PSOE «ni apoya ni deja de apoyar» las huelgas, pero que en cualquier caso las respeta. Aseveró que, a pesar de que el Gobierno regional quiere que sea otro partido político quien lidere la manifestación, «quien protesta es la gente, a veces organizados y a veces de forma espontánea» Y dio un consejo al Ejecutivo autonómico: «que se pregunten hasta qué punto su actitud genera antipatía» en los ciudadanos.