VILLACAÑAS

Julia Zaragoza deja el cargo tras 30 años como presidenta de Cáritas

VILLACAÑAS Actualizado:

Julita Zaragoza López, de 82 años, acaba de dejar la presidencia de Cáritas Parroquial, aunque continuará como voluntaria en la asociación. «30 años son ya muchos años y, aunque me encuentro bastante bien, las facultades ya se van mermando y es conveniente que otras personas tomen el relevo con nuevas ideas nuevas y renovadas aspiraciones», manifestó la hasta ahora presidenta de la ONG.

Su vocación y generosa dedicación a los demás necesitados puede decirse que lo mamó en el seno de su familia en la que sus padres trataron de inculcar a sus hijos el sentido cristiano de la vida en la convivencia con los demás. Este estilo de vida, al igual que sus hermanos Gegorio y Dolores, la llevó a colaborar y a trabajar en el antiguo comedor de caridad, un inmueble en el que un matrimonio villacañero, allá por el año 1924, atendían a personas con pocos recursos económicos.

En la posguerra se organizó Caritas y el viejo inmueble lo donaron gracias a su generosidad a Caritas pasando a denominarse Albergue San José. Acuden ancianos, niños, hasta 70 comidas se sirven en el comedor, y también se reparten alimentos. En 2007, el cardenal Antonio Cañizares, inauguró el nuevo edificio.

Con la crisis han aumentado las familias que acuden a diario al albergue. El pasado año Caritas repartió alimentos a unas 1.900 familias y atendió a bastantes transeúntes,todos ellos atendidos por 83 voluntarios con lo que cuenta la organización. «No sólo es darles comida y alojamiento sino saber escuchar sus problemas por situaciones desestructuradas en las familias, al menos les ha servido para desahogarse», confesó.