«Si el informe está manipulado, que Barreda vaya a los tribunales»

El PP reitera la existencia de un documento de privatizaciones del anterior Gobierno

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El PP de Castilla-La Mancha retó ayer al PSOE regional a acudir a los tribunales si considera que el documento en el que se recogen los supuestos planes del expresidente José María Barreda de privatización de algunos servicios públicos está manipulado. Así lo ha señalado el viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, que mantiene que se trata de un documento de la exvicepresidenta económica del Gobierno socialista, María Luisa Araújo.

Cañizares, que se ha alegrado de que «por fin» José María Barreda apareciera ayer para «dar la cara», aseguró que el expresidente volvió a «engañar» a los castellano-manchegos porque el primer plan de ajuste fue «complementando y suplementado» por otros informes. De este modo, señala que el Ministerio de Economía y Hacienda «no se ha atrevido» a decir que el documento es «falso» sino que piensa que la información es «inexacta» porque hubo varios documentos.

El departamento dirigido por Elena Salgado envió el lunes un comunicado en el que negaba que el Gobierno de Barreda le hubiera presentado un plan o documento en el que se plantease privatizar residencias de mayores, de algunos centros públicos de enseñanza no universitaria y de la radio y la televisión pública de Castilla-la Mancha.

Según dijo Cañizares, los socialistas niegan estas privatizaciones porque faltan dos meses para las elecciones generales y PSOE de España ha descubierto el «tremendo daño» que la gestión de los socialistas de Castilla-La Mancha le puede hacer en las elecciones. A su juicio, Barreda pasará a la historia como el «peor gestor público» que ha tenido este país y como una persona que ha hecho del «dispendio, del lujo, y del gasto superfluo» su forma de actuación y de gestión política en Castilla-La Mancha. Igualmente, aseguró que Barreda «intenta engañar y pasar desapercibido» en estos meses e «intenta sobrevivir políticamente a su nefasta gestión y al desastre de un resultado electoral que le fue negativo».