El Gobierno autoriza endeudarse a la Junta hasta 1.528 millones de euros
Cospedal se reunió ayer con empresarias en un acto organizado por el Grupo Municipal Popular - ANA PÉREZ HERRERA

El Gobierno autoriza endeudarse a la Junta hasta 1.528 millones de euros

Permitirá pagar deudas contraídas y obligaciones al margen del pago a proveedores, que cobrarán del ICO

TOLEDO Actualizado:

El Consejo de Gobierno de ayer trajo «una noticia muy importante para Castilla-La Mancha, que estábamos esperando, con la que podemos conseguir la recuperación económica», según declaró la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, en la rueda de prensa convocada de forma relámpago tras conocerse la autorización del Gobierno central para que Castilla-La Mancha pueda emitir deuda pública o tomar préstamos a largo plazo por importe de 1.528,72 millones de euros.

«Es el espaldarazo a la política de austeridad y ahorro practicada por el Gobierno de Castilla-La Mancha», y la prueba de que «cumplimos con nuestras obligaciones», añadió Cospedal en la comparecencia en el palacio de Fuensalida junto con el consejero de Hacienda, Arturo Romaní, quien precisó además que esos 1.528 millones de euros como capacidad de endeudarse se suman a los 617,9 millones aprobados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para el pago a proveedores a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Romaní destacó que esta autorización para endeudarse —lo mismo que se ha permitido a otras seis comunidades autónomas por un total de 6.266 millones de euros— supone que se ha levantado el veto que estaba en vigor desde julio de 2010 porque Castilla-La Mancha tiene un plan financiero que es creíble y tiene la confianza del Gobierno de la nación. Ahora, esa cantidad deberá ser conseguida de las distintas entidades financieras, conlas que ya está en contacto el Gobierno regional.

Cospedal explicó que, tras este acuerdo, la posibilidad de inyectar liquidez en el sistema económico de la Comunidad provendrá de dos vías. Una es la línea ICO para el pago de proveedores (617 millones) y la segunda esta nueva autorización para endeudarse a largo plazo (1.528 millones), con cuyo dinero se hará frente al pago de amortizaciones de deudas ya contraídas con entidades financieras y también para hacer frente a obligaciones de la Junta no susceptibles de ser pagadas por la línea ICO. Hay que destacar, como señaló la presidenta regional, que algunas de las deudas con bancos están a punto de vencer o acaban de hacerlo en estos días, en alusión a la poca responsabilidad del anterior Gobierno regional. Por eso manifestó que con esta autorización «Castilla-La Mancha tiene un respiro y podemos hablar de un comienzo en ver los frutos del Plan Económico y Financiero»,y añadió que «el Gobierno se fía de que vamos a devolver ese dinero, si no nos daría la autorización».

Arturo Romaní desglosó el destino de los 1.528,72 millones de euros. Así, 1.215,92 millones serán para amortizaciones de los años 2011 y 2012, y 312,80 millones de euros para aplazamientos de liquidaciones de los ejercicios 2008 y 2009. En concreto, para las amortizaciones de 2011 irán 376,90 millones de euros, y para las de 2012 otros 839,02 millones. Al aplazamiento de liquidaciones negativas de 2008 irán 53,03 millones de euros y al de 2009 otros 259,77 millones.

Críticas desde el PSOE

Las críticas desde el PSOE a la autorización de endeudamiento llegaron desde el portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, quien reprochó que «Cospedal no tenía fórmula mágica. Al final, ha recurrido a endeudarse, ha hecho lo que tanto criticaba cuando estaba en la oposición y lo hacían los anteriores Gobiernos, pero con una diferencia. Mientras que otros gobiernos de Castilla-La Mancha recurrían a la deuda pero mantenían la Sanidad, la Educación y los servicios sociales, Cospedal, 9 meses después de llegar al Gobierno, va a endeudarse después de cargarse la Sanidad pública, la Educación pública y los servicios sociales».

La respuesta llegó de la portavoz del PP de Castilla-La Mancha y senadora, Carmen Riolobos, que afirmó que «es despreciable que el PSOE regional, que ha dejado trampas de miles de millones a cientos de miles de proveedores, critique ahora que por fin vayan a cobrar las facturas de las deudas que ellos les dejaron».

Antes de la noticia, la presidenta regional mantuvo un encuentro empresarial con mujeres organizado por el Grupo Municipal del PP de Toledo, en el que informó que su Gobierno va a trabajar en la creación de un mecanismo para facilitar a los acreedores el cobro de sus deudas, una vez entre en vigor la línea ICO puesta en marcha por el Gobierno central. Además, aseguró que su Gobierno tiene ya lista toda la documentación de las facturas a pagar para acudir al ICO en el momento en que la misma se abra para empezar a realizar los pagos.

Cospedal indicó que serán las Consejerías de Empleo y Economía y de Hacienda las que trabajen, de la mano de las organizaciones empresariales, en dicho mecanismo a fin de que los empresarios que sean acreedores de ayuntamientos o de la Junta de Comunidades «no se sientan solos a la hora de iniciar los trámites». «Toda la documentación de todas las deudas pendientes que nos hemos encontrado, que superan los 3.000 millones de euros, están documentadas con facturas y obligaciones reconocidas», aunque apostilló que a su Gobierno «le ha costado mucho» encontrar estas facturas, porque «había muchas guardadas». «Todo lo hemos preparado para presentarlo a la hora cero en que se abra la puerta, algo indispensable para que el acreedor, cuando vaya a cobrar, exista en el Tesoro o en el Instituto de Crédito Oficial un documento que reconozca que esa empresa es acreedora de la administración», precisó la presidenta, que se mostró confiada en que la línea ICO para Comunidades y ayuntamientos entre en vigor en un mes.