«Fue un forcejeo y le podía haber tocado a cualquiera»

«Fue un forcejeo y le podía haber tocado a cualquiera»

Clemente, acusado de la muerte de un vecino de Navahermosa, trata de exculpar a su hijo

EFE
TOLEDO Actualizado:

El hombre acusado, junto a su hijo, de matar en Navahermosa a un vecino del pueblo con una barra de hierro en 2006, declaró ayer que «la faena» fue consecuencia de un forcejeo entre él y el fallecido, donde «podría haberle tocado a cualquiera», y negó la participación de su hijo en este hecho.

El acusado Clemente P. G., de 56 años, hizo estas declaraciones en la Audiencia Provincial de Toledo, donde un jurado popular lo juzga junto a su hijo, José Alberto P. C., de 25 años, de la familia de «Los Chavea», por un delito de homicidio.

También se sienta en el banquillo por una falta de lesiones el hijo del fallecido, Gustavo L. M., de 33 años, de la familia de «Los Chuscos», quien, en su relato de los hechos, recordó cómo su padre antes de morir increpó a Clemente —«cabrón, me has matado»— y afirmó que ambos acusados participaron en el homicidio.

Los dos acusados de matar a Gregorio L. L., sin embargo, asintieron en que solo fue Clemente el que durante un forcejeo para quitarle la barra de hierro a Gregorio, éste se la clavó a la altura de la cadera, y defendió que no participó José Alberto.

Clemente, que fue el primero en declarar, explicó que los hechos se produjeron después de un largo periodo de amenazas por parte de Gustavo y del fallecido hacia su familia, »Los Chavea», para presionarles con el fin de que José Alberto les quitara una denuncia que había puesto a Gustavo por haberle dado dos disparos a su vehículo, después de que este se colara en una finca de su propiedad.

Además, dijo que su hija, menor de edad entonces, recibió varias llamadas de amenazas de la familia de «Los Chuscos» y en las que, entre otros descalificativos, le llamaban «putita», algo que ha quedado grabado en una cinta.

Clemente recordó cómo ese día su hijo fue a buscarle para decirle que le querían matar los de la otra familia y, entonces, ambos se dirigieron hacia la carretera CM-401 (Toledo-Alcaudete de la Jara), a la altura de la travesía de Navahermosa, donde se encontraron con los dos miembros de la familia de «Los Chuscos».

Seguidamente, relató cómo su hijo se enzarzó con el hijo de la otra familia, mientras que él se enzarzó con el fallecido, quien portaba la barra de hierro con la que en una primera ocasión —dijo— la víctima le dio un golpe en la cabeza. Después, según contó el acusado, el fallecido se dirigió hacia José Alberto y también le propinó un golpe en la cabeza, lo que provocó que Clemente comenzase un forcejeó con la víctima hasta que éste se clavó una de las puntas a la altura de la cadera. «Estábamos enganchados, uno tiraba de un lado y otro de otro, me podía haber tocado a mi la faena, pero le tocó a él», sostuvo Clemente.

«Vi de cerca la muerte»

Por su parte, su hijo José Alberto declaró que él no vio cómo su padre clavó la barra al fallecido, porque en ese momento su única preocupación era que evitar los golpes de Gustavo.Sin embargo, Gustavo afirmó que los dos acusados hicieron caer al suelo a su padre hasta matarle con la barra de hierro, la misma versión que sostiene el fiscal. Aseguró que él se retiró de la pelea cuando José Alberto le amenazó con un cuchillo porque vio «de cerca la muerte», algo que han negado los otros dos acusados, y recordó cómo su padre antes de morir afirmó: «Cabrón, me has matado», mientras que el hijo del acusado dijo a su padre, «Mátale igual que al padre».

Sobre los hechos ocurridos días antes en la finca de su propiedad, Gustavo dijo que él no hizo esos disparos, porque no se encontraba en ese lugar el día de los hechos. Sobre la cinta grabada admitió que se realizaron con su teléfono móvil, pero dijo que éste podría haber sido utilizado por cualquiera.

El fiscal pide doce años de prisión para cada uno de los acusados por el homicidio de Gregorio, mientras que para el hijo del fallecido solicita 720 euros de multa por una falta de lesiones.

La vista oral continuará hoy con la declaración de testigos y peritos.