Se elimina el canon del vino que ha servido para pagar «comidas de lujo»
El consejero de Empleo y portavoz de la Junta compareció ayer, tras el Consejo de Gobierno, acompañado dela consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, y el de Economía, Diego Valle - EFE

Se elimina el canon del vino que ha servido para pagar «comidas de lujo»

Se recaudaban entre 8 y 9 millones de euros de bodegas y cooperativas

TOLEDO Actualizado:

Era uno de los compromisos adquiridos por el Partido Popular si llegaba al Gobierno de Castilla-La Mancha y ayer se hacía realidad al aprobar el Consejo de Gobierno la modificación de la Ley de la Viña y el Vino que obligaba a las bodegas y cooperativas a pagar un canon obligatorio dirigido a un fondo de promoción vitivinícola.

Junto al portavoz regional, Leandro Esteban, ayer compareció la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, para explicar que la Junta ha comenzado los trámites para eliminar el impuesto del vino que había instaurado el anterior Gobierno socialista, y que había sido motivo de discrepancias y protestas en el sector.

Soriano fue muy contundente al afirmar que la recaudación por este impuesto, entre 8 y 9 millones de euros al año, había sido utilizada por el anterior consejero de Agricultura para «pagar comidas de lujo y viajes por todo el mundo», así como comidas y mítines de Barreda y «para la propaganda del anterior Gobierno», canalizada a través de la Radio Televisión Castilla-La Mancha; y puso como ejemplos una comida-mitin en Herencia y otra en Ciudad Real, coincidiendo con Fenavin, que supuso una factura de más de 10.000 euros.

Gravaba a bodegas

Según la consejera de Agricultura, este impuesto hacía que las bodegas y cooperativas de la región fueran menos competitivas que las de otras comunidades autónomas. Y es que, en unos momentos tan difíciles para el sector, estaba gravando a las bodegas con el pago al año de 0,6 euros por hectolitro de vino producido en la región. Además, gravaba al agricultor, ya que les obligaba a recortar el precio del kilo de uva.

Con la modificación de la Ley del Vino y la Viña, las aportaciones al Fondo de Promoción Vitivinícola pasarán a ser voluntarias gracias al cambio legal, que permitirá que quienes destinen dinero a promocionar su producto en terceros países puedan aprovechar la cofinanciación que provendrá de la OCM del Vino.

Otro de los acuerdos aprobados ayer, y del que informó el consejero de Economía y Hacienda, Diego Valle, fue la centralización de los suministros de la Junta, una medida con la que se presente ahorrar cinco millones de euros, y que además supondrá un beneficio en la eficiencia del gasto público.

Contratación centralizada

Para la consecución de la contratación centralizada se creará una Comisión Regional de Contratación, que ejercerá funciones de carácter consultivo y de asesoramiento, donde estarán representadas todas las consejerías y servirá también como mesa de contratación para decidir sobre cada uno de los contratos.

También el Consejo de Gobierno adoptó un acuerdo para que se prime el precio en los criterios de adjudicación de los contratos de obras, suministros y servicios dentro de la Junta.

La resolución fija como sistema preferente la subasta para adquirir los servicios y suministros, aunque habrá excepciones con contratacione por medio de concursos, aunque en este caso también primará el precio (80%), quedando el 20% restante a otros criterios.

Becas bilingües

Y el Consejo de Gobierno también aprobaba la concesión de 188 becas para el fomento del bilingüismo en la región, valoradas en 700 euros cada una de ellas, lo que supone un presupuesto superior al millón de euros.

Gracias a esta iniciativa se beneficiarán 42.000 alumnos de 200 centros escolares.