Cae una red de distribución de cocaína en la zona de Quintanar

La Guardia Civil detiene a 24 personas, de las que cinco han ingresado en prisión

Actualizado:

TOLEDO

Siete meses de investigaciones de la Guardia Civil han acabado con la detención de 24 personas —veinte hombres y cuatro mujeres— y la desarticulación de una banda organizada dedicada a la distribución de cocaína en la comarca de Quintanar de la Orden, aunque había ampliado la venta de sustancias estupefacientes en las provincias de Cuenca y Ciudad Real.

Cinco de los arrestados han ingresado en prisión y los demás están a disposición judicial. Entre los 24 detenidos había 19 españoles, cuatro colombianos y un rumano, según informó el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Francisco Javier Corrochano, quien estuvo acompañado del jefe de la Comandancia deToledo, Luis Rodríguez.

La operación «René» arrancó en febrero, cuando la Guardia Civil de Quintanar de la Orden descubrió lo que parecía un delito de tráfico de drogas. Como la cosa apuntaba más alto, el equipo de Policía Judicial de Villacañas comenzó a tirar del hilo y, días más tarde, descubrió que una red perfectamente organizada se dedicaba a la distribución de cocaína en la comarca. La investigación, a la que luego se sumó el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Toledo, se centró en un distribuidor de cocaína, F. R. G., en averiguar los escalones de la red que estaban por encima de este sujeto y qué personas le suministraban la droga que luego vendía.

Varios meses de investigaciones permitieron a los agentes identificar al resto de la banda, entre ellos al principal cabecilla, M. M. B., que era el encargado de ir hasta Madrid semanalmente para comprar la cocaína que luego repartía en la comarca. La red tenía personas para la distribución y venta en Quintanar de la Orden, El Toboso, Corral de Almaguer, Miguel Esteban y La Villa de Don Fadrique, así como en Campo de Criptana (Ciudad Real) y Mota del Cuervo (Cuenca).

Identificados todos los miembros de la organización, la Guardia Civil interceptó, el 20 de septiembre en Maqueda, un vehículo que portaba 233 gramos de cocaína ocultos en un doble fondo. Fue detenido el conductor y único ocupante, que se disponía a realizar la entrega de la droga en Madrid. Al día siguiente, en la capital de España, los investigadores arrestaron al suministrador de la droga a la organización, M. E. H. B., y al principal cabecilla, M. M. B., cuando iban a realizar un intercambio de droga por dinero. Fueron detenidos con 150 gramos de cocaína y más de 3.000 euros.

Seguidamente se registraron dos viviendas de Madrid y una habitación de un hotel de El Toboso. En uno de los domicilios madrileños se halló un laboratorio para la adulteración y el tratamiento de cocaína. Días más tarde, en octubre, la segunda fase de la operación se saldó con la detención de 19 personas.

La investigación ha permitido el decomiso de 28.120 dosis de cocaína, 12 kilos de marihuana, 2,8 kilos de sustancias de corte y adulteración de la droga, 6.503 euros en metálico y elementos para compactar los denominados «ladrillos» de cocaína, además de diversas agendas de los detenidos.