LOS AGENTES MEDIOAMBIENTALES DE LA REGIÓN

Denuncian que la guardia civil dificulta su labor

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

TOLEDO

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales (APAM-CLM) denunciaron ayer la obstrucción de la Guardia Civil en plena campaña de alto riesgo de incendios al Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha.

En nota de prensa indicaron que obstruyen sus labores debido a las denuncias que se están interponiendo por prestar servicio de emergencia en los vehículos oficiales proporcionados por el Gobierno regional y dotados con los dispositivos luminosos de color azul reglamentarios y necesarios para acudir, entre otras actuaciones, a dirigir la extinción de los incendios forestales con la mayor rapidez y seguridad posibles.

Esta situación ha derivado de un informe emitido por el general jefe de Zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, a instancias de la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma, en el que se manifiesta que los agentes medioambientales no pueden portar señales luminosas de color azul.

Este informe fue emitido a pesar de tener pleno conocimiento de que la Dirección General de Tráfico ya autorizó el uso de estos dispositivos al colectivo de agentes forestales y medioambientales en el año 2007, en razón a que «ostentan el carácter de agentes de la autoridad para todos los efectos legalmente procedentes y que tienen encomendadas, entre otras funciones, la de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal». Es por ello que la DGT considera que pueden instalar en sus vehículos y utilizar la señal luminosa de vehículo prioritario V-1 de color azul, en las condiciones previstas en el Reglamento General de Vehículos. Además, desde APAM defendieron que el uso de los prioritarios de emergencias por parte de los agentes medioambientales adquiere especial relevancia cuando tienen que acudir con rapidez y seguridad para asumir la dirección de extinción de incendios forestales. «Prescindir de estos elementos de prioridad de paso pone en riesgo la seguridad de los agentes y de la ciudadanía, así como la propia prestación efectiva y eficiente del servicio», indicaron.

Por ello, la asociación solicitó al Ministerio del Interior que clarifique cuanto antes esta situación que ocasiona una grave inseguridad jurídica a los integrantes del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha, concluyendo que «en cualquier otro país de la Unión Europea resultaría inaudito que se produjesen denuncias cruzadas entre Cuerpos de la Administración Pública con funciones policiales».