El Consorcio de Residuos registra un superávit de casi 630 euros
Un momento de la reunión de la Asamblea Generañ celebrada en Ciudad Real - ABC

El Consorcio de Residuos registra un superávit de casi 630 euros

La Asamblea General aprobó la cuenta general de 2010 por unanimidad

CIUDAD REAL Actualizado:

La última Asamblea General del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de Ciudad Real en esta legislatura ha aprobado todos los puntos por unanimidad, entre ellos la liquidación y cuenta general del año 2010, así como la memoria del mismo año. El Consorcio RSU, integrado por representantes de la Diputación y de 92 municipios, presta servicios a unos 400.000 habitantes de la provincia.

La liquidación y cuenta general de 2010 arroja un balance presupuestario positivo de 629.972,69 euros, que es el resultante de unos derechos reconocidos de 17.528.656,70 euros, y unas obligaciones de 16.898.684,01 euros. Pese a la situación positiva, el presidente del Consorcio, Manuel Martínez López Alcorocho, señaló que «las deudas de los ayuntamientos con el Consorcio pueden hacer que tengamos problemas de liquidez en el futuro», por lo que animó a todos a ir cubriendo el saldo deudor. En cualquier caso, el remanente líquido de tesorería fue de 1.952.782,19 euros, un dato que el gerente del Consorcio, Francisco Espinosa, ha destacado como muy positivo.

Además, el presidente del Consorcio avanzó que «dadas las dificultades económicas de todos los ayuntamientos, además de los altos costes de la puesta en marcha de la planta de compostaje de Almagro, y teniendo en cuenta que la aportación de la Diputación es del 24% del presupuesto, podría darse la circunstancia de que ésta bajara. Y con esta dependencia tan grande que tenemos de la Diputación —advirtió—, podría ocurrir que los ayuntamientos tuviéramos que responder, algo para lo que hay que estar preparados».

A continuación, se aprobó por unanimidad la Memoria de Actividades del pasado año 2010, que ya ha sido repartida en los consistorios del Consorcio y que, en opinión de su presidente, «debe hacerse lo posible para difundir su contenido al máximo, porque en ella se reflejan labores de gestión muy importantes». Y es que, a su juicio, es fundamental que el ciudadano sepa la calidad del trabajo que se hace con lo que paga en su recibo, «porque nuestro trabajo más importante es lograr la concienciación del ciudadano, y especialmente de las nuevas generaciones, que son las que van a encargarse de que las cifras de reciclaje sigan mejorando».

Cuentas reformuladas

Seguidamente, los representantes municipales celebraron la Junta General de la empresa RSUSA (Residuos Sólidos Urbanos de Castilla-La Mancha SA), en la que se aprobaron también por unanimidad las cuentas del año 2010, unas cuentas que incluyen una reformulación, ya que la subida del 2,7% del IPC para los trabajadores iba a repercutirse en el Ejercicio 2011, pero, tras la recomendación del auditor, hubo que incluirlas en el ejercicio 2010, de modo que los beneficios finales son de 352.839,53 euros, como explicó el gerente, Francisco Espinosa. Éste recordó, además, que estas cuentas han sido sometidas al control del auditor designado en su día por la Junta General, verificando la exactitud de las mismas.Antes de la Asamblea General, se celebró el último Consejo de Administración del Consorcio, que aprobó el borrador del acta de la sesión anterior, así como la propia acta de la sesión que se acababa de desarrollar. Asimismo, se dio el visto bueno a la adjudicación del contrato de suministro del vestuario laboral a la empresa Iturri.