Colegios «privilegiados» para maestros

Educación afirma que la zona de Las Ventas con Peña Aguilera «no tiene masificación» de alumnos

ABC
Actualizado:

TOLEDO

Las Ventas con Peña Aguilera es una zona en la que todo maestro de escuela querría dar clase. Según el delegado provincial de Educación, Francisco José García Galán, es una zona «privilegiada» donde «no hay masificación de alumnos y, por tanto, los recursos están mejor aprovechados. En la colegios públicos de la zona estudian 1.350 alumnos, hay 199 profesores y 108 aulas, lo que arroja una ratio alumno-profesor de 6,8 y la de alumnos por unidad de 13, según Educación.

García Galán y el delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora, se reunieron esta semana con los directores de los colegios públicos de la zona de Las Ventas con Peña Aguilera: «San Juan de la Cruz» de Gálvez, «Nuestra Señora de Fátima» de Menasalbas, «San Miguel Arcángel» de Navahermosa, «Cristo de la Salud» de Noez, «Nuestra Señora de la Blanca» de Pulgar, «Santísimo Cristo de la Luz» de San Martín de Montalbán, «Nuestra Señora de Gracia» de San Pablo de los Montes, «Inmaculada Concepción» de Totanés y «Nuestra Señora del Águila» de Las Ventas con Peña Aguilera.

«Cierta ventaja»

Según García Galán, los profesores que dan clases en estos centros están «satisfechos» y reconocen que tienen una «cierta situación de ventaja» con respecto a otras zonas de la provincia, lo que les permite trabajar «muy a gusto».

Educación asegura, en una nota de prensa, que «no se está detectando problemas de integración en las aulas y se está dando respuesta a las dificultades que el idioma pueda plantear en su escolarización» a los alumnos inmigrantes.

García Galán no desaprovechó la ocasión para resaltar «lo bien que se están haciendo las cosas» en Educación, Ciencia y Tecnología. «Son muchos los profesores y estudiantes de provincias limítrofes, como Madrid o Ávila, que se están viniendo a trabajar y a estudiar a nuestros centros educativos», añadió. García Galán también aludió a las peticiones de matriculación en los centros de educación especial de la región procedentes de otras comunidades autónomas donde este tipo de enseñanza «no está en el nivel de prestación en que lo está en Castilla-La Mancha».