Carmena, esencia de la tradición de la Semana Santa

Carmena, esencia de la tradición de la Semana Santa

El Jueves Santo hay una recreación majestuosa del Calvario de Cristo

Actualizado:

TOLEDO

Existe en la comarca de Torrijos un municipio conocido por su Semana Santa. Una localidad que desde tiempos remotos ha festejado estas fechas fundiendo ese sentir religioso con las costumbres y tradiciones que emana su historia, según el presidente de la Hermandad Jesús Nazareno, Javier Rodríguez.

Carmena es fiel devota de su Semana Santa. Época en la que Hermandades y Cofradías visten las calles de época para narrar los actos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Durante semanas, los carmeneros ultiman los detalles para que todo esté perfecto. El Jueves Santo comienza la representación del Calvario de Cristo. La Hermandad de Jesús del Nazareno y de la Virgen de los Dolores darán fiel testimonio a cada uno de los pasos de la Pasión. Recreación majestuosa que acompaña la Banda de Música con el soniquete de los tambores y cornetas.

El Jueves Santo la Procesión del Silencio transita por las calles de Carmena. Los hermanos de Jesús Nazareno, conocidos como los «moraos», recorren los pasos de Jesús de Medinaceli, el Nazareno y el Cristo de la Cueva. La Hermandad de la Virgen de los Dolores va tras ellos sumida en un sentimiento de piedad y compasión que desprenden las sagradas imágenes portadas por los carmeneros. El centurión Quinto Cornelio da custodia a Jesús Nazareno.

Al día siguiente, con la madrugada del Viernes Santo, Poncio Pilatos, gobernador de Judea, condena a Jesús. Sentencia que todos conocen pero padecen y lloran. Como es tradición, camino de la Cruz, Cristo caerá en tres ocasiones: Las Caídas. La más estremecedora de las procesiones. Cerca del templo, ante el Paso del Cristo de la Cueva, un soldado atraviesa el costado de Jesús. Fieles y testigos suspiran mientras la banda interpreta el toque de oración. El cura párroco recuerda el sufrimiento padecido para salvar los pecados de los hombres. Al terminar, el Hermano Mayor invita al tradicional chocolate con churros.

Horas más tarde, en un único desfile procesional, la Procesión del Entierro, la Hermandad de la Virgen de los Dolores y la de Jesús Nazareno portan entre sus filas la imagen del Cristo Yacente. Trasladado hasta la Ermita del Santo Sepulcro acompañado a su paso por la Virgen de los Dolores.

Limonada para terminar

El domingo amanece cubierto de esperanza. Carmeneros y visitantes esperan el milagro de la Resurrección. Reencuentro de Jesús con su Madre, las Marías y María Magdalena, en la explanada de la Iglesia. Al terminar la esperada Misa de Resurrección se hace entrega del cetro de la Hermandad al Hermano Mayor elegido para la siguiente Semana Santa.

En la Plaza del Ayuntamiento tiene lugar la popular Quema de Judas. La Semana Santa concluye con la limonada ofrecida por el Hermano Mayor entrante a hermanos y vecinos.