Cañizares: «Los que dicen representar a los dependientes deberían pedir cuentas al PSOE»

Unas cien personas se manifiestan en Toledo por impagos de la Junta

ABC
TOLEDO Actualizado:

El miembro del Comité Ejecutivo del PP regional Francisco Cañizares manifestó ayer a «los que dicen representar a los dependientes» de Castilla-La Mancha que «podrían haber ganado credibilidad acudiendo a pedir responsabilidades a quien las tiene», el PSOE. Estas declaraciones venían a responder a la manifestación que en la mañana de ayer realizó en Toledo la Plataforma por la Ley de Dependencia en protesta a los impagos de la Junta al sector, y a la que asistieron alrededor de cien personas.

Cañizares también llamó la atención de la proliferación de alcaldes socialistas que en estos días han anunciado el cierre de centros y el cese de la prestación de servicios de atención a diversos colectivos en sus ayuntamientos. En este sentido, aseguró que «los consistorios dirigidos por el PSOE son los únicos que están tomando esas medidas de desamparo a los colectivos que más necesitan a la administración, teniendo la misma situación que el resto de ayuntamientos que sí son capaces de atender estas necesidades».

El dirigente «popular» indicó que, aprovechando que ayer el PSOE toledano celebraba su tradicional comida de Navidad, los manifestantes podrían haber acudido a la misma, «donde están los que se han comido, bebido y fumado el dinero de los dependientes de la región». Cañizares indicó que cuando los socialistas perdieron el Gobierno regional «dejaron sin pagar 45 millones en las residencias concertadas, 40 en las propias, 25 millones a centro dicapacitados y 18 de los programas de ayuda a domicilio». Además, también dejaron el Ejecutivo cinco millones de deuida en teleasistencia y de ocho millones a los ayuntamientos «en convenios relativos a la discapacidad».

Asimismo, Cañizares subrayó que «hay mucho socialista que prefiere salir de manifestación antes que trabajar en dar servicio. Les gusta más estar en manifestaciones que el trabajo por la gente de la región». En cambio, aseguró que el PP «sí está comprometido», poniendo como ejemplo que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, «se comprometió a la creación de la Comisión de Seguimiento de la Discapacidad, que entrará en funcionamiento en breve».

Por lo que se refiere a la manifestación, la Plataforma, según informó Efe, estudia la presentación de una denuncia contra el Gobierno de Castilla-La Mancha por una presunta apropiación indebida de un dinero que han cobrado y no han liberado, correspondiente al mes de octubre que ingresó el Estado el día 13. El portavoz de la Plataforma, José Luis Gómez, explicó que el pasado martes la Junta recibió la aportación del Gobierno central de la Ley de Dependencia correspondiente a octubre, pero aún no ha pagado a los receptores.

Según Gómez, estos datos los ha dado el Imserso pero, además, en la Tesorería del Gobierno de Castilla-La Mancha tienen contabilizado el pago de la Ley de Dependencia de octubre. «No liberan el dinero, y las últimas noticias que nos han dado es que a lo mejor lo liberan la semana que viene, sólo a lo mejor», criticó José Luis Gómez. El portavoz de la Plataforma recordó que esta partida de dinero es «finalista» pero, además, apuntó que la Junta debe pagar a los dependientes con independencia de que el Gobierno central pague o no «porque la responsabilidad es suya».

Críticas del PSOE

La manifestación, que comenzó a las 12.00 horas desde la Plaza de Toros, se ha llevado a cabo de manera «obligada», según señalaron los dependientes, ante la negativa de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, de recibir a los afectados para darle las explicaciones oportunas sobre las modificaciones que el Ejecutivo acometerá en la Ley de Promoción y Atención a los dependientes.

La secretaria de Comunicación del PSOE regional, Esther Padilla, presente en la manifestación, declaró a Europa Press que en la protesta «se ha podido ver el rostro de quienes sufren los recortes», asegurando que «hay grandes dependientes que necesitan los servicios sociales para poder vivir dignamente». Según Padilla, los dependientes «no quieren caridad, quieren derechos», y la Ley de Dependencia «hay que cumplirla». En contestación a las acusaciones de Francisco Cañizares de que el PSOE se ha «bebido, comido y fumado» el dinero de los dependientes, Padilla explicó que los socialistas solo son responsables «de haber puesto un sistema de protección de los servicios sociales públicos que el nuevo Gobierno ha dejado en caída libre».