ZEPA: Los afectados quieren compensaciones, no subvenciones

MERCEDES VEGATOLEDO. Los afectados por la implantación de la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) de Torrijos pidieron ayer en Toledo «compensaciones y no subvenciones, por el lucro

Actualizado:

MERCEDES VEGA

TOLEDO. Los afectados por la implantación de la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) de Torrijos pidieron ayer en Toledo «compensaciones y no subvenciones, por el lucro cesante» de sus tierras, en las que, a partir de la creación de la ZEPA, no podrán realizar las actividades a las que se dedicaban.

Así lo dijo el alcalde de Gerindote y portavoz de la plataforma de afectados, Julián Morales, ante cerca de 200 personas que se concentraron en la Plaza de Zocodover, en Toledo, en protesta por los perjuicios económicos que les causará la declaración.

Morales recordó que los ecologistas ya han anunciado que van a dirigirse al fiscal para denunciar por la vía penal a la Junta de Comunidades por no haber cumplido en los dos últimos años las medidas compensatorias que se pusieron con motivo de la declaración de impacto ambiental del aeropuerto. «Somos una ZEPA de compensación y alguien nos tendrá que compensar a nosotros. Cuando alguien contamina, paga, y cuando protegen, también», agregó Julián Morales.

Los participantes en este acto, todos con camisetas naranjas y portando pancartas de «No a la ZEPA», procedían Fuensalida, Huecas, Novés, Camarenilla, Villamiel, Rielves, Bargas, Gerindote, Burujón y Barcience, términos por los que se extenderá la zona de protección, «que se creará en compensación por la del aeropuerto de Ciudad Real», explicó Morales.

Los afectados, que llevan casi dos años luchando contra una medida que les parece «arbitraria e injusta», no entienden los criterios por los que se ha preferido cambiar lla ZEPA a la zona de Torrijos, y más aún, que la ampliaran de 7.000 a 12.000 hectáreas, una decisión que comunicó en septiembre el consejero de Medio Ambiente a los alcaldes de los diez municipios.

Antes de leer un manifiesto ante los concentrados en Zocodover, el alcalde de Gerindote explicó que cuando se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la declaración de la ZEPA, comprobaron que el expediente para presentar alegaciones, además de estar en inglés, «no recogía un recuento de toda la DIA entera, sino de cuatro rutas en Gerindote, Rielves, Camarenilla y Villamiel».

Nuevos censos de aves

Morales añadió que «no tenemos un razonamiento lógico de por qué esa ZEPA está ahí» e instó a la Junta a que se haga un nuevo recuento de avutardas, pues en las 500 hectáreas nuevas que han entrado del término de Fuensalida, sólo se ha visto una en cuatro años. El abogado de la plataforma ha redactado un escrito de alegaciones donde se solicita que se realicen nuevos censos y estudios objetivos relativos a la cría y reproducción de las aves esteparias, cuya protección se pretende mediante la designación de la ZEPA.

El portavoz indicó que, además del daño a los agricultores y ganaderos de la zona y de paralizar el crecimiento urbanístico, tampoco podrán dedicarse a los cultivos para biodiesel, pese a tratarse de una zona declarada de regadío, pues la ZEPA les prohíbe poner cualquier tipo de energía renovable.