Oro y plata sacerdotal

Actualizado:

ABC

TOLEDO. Entre ellos cabe destacar las bodas de oro sacerdotales del obispo auxiliar, Carmelo Borobia, quien presidió la celebración de la eucaristía en el Seminario Mayor de San Ildefonso, y con quien concelebraron Domingo Oropesa Lorente, obispo de la diócesis cubana de Cienfuegos, que recibió la ordenación sacerdotal en Toledo en el año 1984. También el actual obispo de Tarrasa, José Ángel Saiz Meneses, ordenado el mismo año, ha clebrado en esta ocasión sus bodas de plata.

El año 1959 está considerado un buen año para el Seminario toledano, no en vano se ordenaron 16 sacerdotes, tres de los cuales ya han fallecido, por lo que a esta conmemoración de sus bodas de oro han podido asistir la mayoría. Otros doce han celebrado sus bodas de plata sacerdotales.

Al acto no pudo asistir el cardenal, Antonio Cañizares, debido a la dolencia que le retenía en Roma, pero envió un mensaje que leyó el vicario general. En el mismo, mostró su agradecimiento a «mis queridos hermanos sacerdotes por todo cuanto sois y haceís, especialmente muchísimas gracias a todos los que nos estáis dejando un testimonio sacerdotal tan bello en vuestra vida sacerdotal a lo largo ya de 25 ó de 50 años, ¿cuánta gracia ha derramado Dios a través vuestro, en vuestra andadura sacerdotal dedicada a los duros y gozosos trabajos de Evangelio? Que Dios os lo pague. Dejadme que os diga con toda sencillez que os quiero de verdad y que presumo de vosotros por vuestra existencia sacerdotal tan ejemplar».

El obispo auxiliar, Carmelo Borobia, que en esta jornada presentó su libro sobre «La liturgia en la teología de Santo Tomás de Aquino», ofreció su testimonio de estos cincuenta años recordando que «50 ó 25 son muchos años de fidelidad al Señor. Ojalá que hayan sido en todo momento para su gloria». Borobia, nacido en Cortes de Navarra, se refirió a su ingreso en el Seminario Menor de Alcorisa (Teruel) a los 11 años y a la importacia de la singladura personal y espiritual emprendida.

Además de Carmelo Borobia Isasa, celebraron las bodas de oro Faustino Arráez Gallego, Enrique Barbero Peces, Hilario Castellanos Molina, José Domínguez Sánchez, Antonio Leonardo Duro Guío, Ildefonso Escribano de la Torre, Julio Gómez-Jacinto García-Cuerva, Luciano López-Abad Rodríguez-Cano, Juan López-Gasco Romero, Fernando Martínez Morán, Acisclo Moya Castillo y Celofé Sánchez Montealegre.

Los que celebraron sus bodas de plata, además de los obispos de Cienfuegos y Tarrasa, fueron Teodoro Barrantes Lázaro, Gonzalo Barrantes Lázaro, Antonio Cano de Santayana Ortega, Antonio Duarte Jódar, Jaime López Cepeda, Anselmo Vázquez Pascual, Valentín Velasco Arroyo y Enrique Conde Vara.