Villanueva folcrórica

José RosellVillasevilPUEBLOS CERVANTINOS«La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu» afirma con su natural dulzura uno de los personajes más emblemáticos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

José Rosell

Villasevil

PUEBLOS CERVANTINOS

«La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu» afirma con su natural dulzura uno de los personajes más emblemáticos del Quijote, Dorotea. Sancho, el filósofo de La Mancha por excelencia, dice a la Duquesa, ingenua y sabiamente: «Señora, donde hay música no puede haber nada malo».

El pasado día 29, el grupo folclórico «Amanecer», de Villaluenga de la Sagra, presentaba en la Casa de la Cultura del querido pueblo sagreño, un CD-DVD conteniendo una amplia colección de sus bellísimas canciones, así como las imágenes singulares de su cuerpo de baile enmarcadas genialmente por escenarios naturales, tanto del propio pueblo -portada e interior de la iglesia, rincones entrañables, patios privados llenos de encanto- y, en un alarde de plasticidad y colorido que raya lo sublime, el reportaje gráfico/folclórico deambulando por la entraña de Toledo, la joya Patrimonio de la Humanidad: Plaza del Ayuntamiento con la catedral al fondo, puerta principal y terrazas del Parador de Turismo «Conde de Orgaz»; puentes y riberas del Tajo rememorando esas escenas de la Historia en que debieran quedar detenidos todos los relojes, todos los sueños...

Viene a mi memoria literaria el pasaje de la obra póstuma de Cervantes «Los trabajos de Persiles y Sigismunda», cuando alcanza a vislumbrar Toledo aquel grupo de peregrinos que, viniendo de Portugal se dirige a Roma, no sin antes pasar por Quintanar de la Orden donde Antonio Vilaseñor, uno de los ilustres componentes del colectivo, podrá abrazar a sus ancianos padres. Es en este momento cuando, ante la presencia de la Ciudad Imperial, Periandro se arrodilla y exclama aquello de «¡Toledo, peñascosa pesadumbre, gloria de España y luz de sus ciudades!», cuando se sienten halagados sus oídos con bucólicas melodías, y sus ojos ante la presencia de un ejército de graciosas muchachas y apuestos mancebos que venían evolucionando en singular coreografía...

El grupo de coros y danzas «Amanecer» se constituyó en 1984 y está compuesto por un conjunto de folk de alta nobleza, así como de los magníficos cuerpos de baile (mixtos), tanto de adultos como infantil.

Su trayectoria siempre se ha basado en la investigación, el trabajo y el inmenso cariño al folclore que tan hondas raíces tiene en su pueblo. El estupendo audiovisual que comentamos lleva como título y lema la genial afirmación cuyo solo pronunciamiento produce un escalofrío de amor a nuestra tierra: «...Y siguiendo con lo nuestro». ¡Enhorabuena!