Las ventas caen un 25 por ciento en la planta de Lafarge

Actualizado:

M. M.

TOLEDO. La planta de cementos que la empresa Lafarge tiene en Villaluenga de la Sagra ha sufrido una caída de un 25 por ciento en sus ventas durante 2008, un dos puntos más que la media en la zona centro, según afirmó ayer su director, Raúl Pérez, durante un almuerzo con periodistas.

Además, las previsiones de la empresa para 2009 apuntan a un descenso de las ventas, más moderado, de entre un 10 y un 12 por ciento. Calculan una producción de 1,1 toneladas de cemento, justo la mitad de su capacidad.

Pese a estos datos, Pérez afirmó que no habrá ningún expediente de regulación de empleo en la fábrica, que utiliza sistemas muy mecanizados. La plantilla, «muy ajustada y con un alto grado de especialización», es de 125 trabajadores. No obstante, el director no descartó que haya salidas pactadas con algunos trabajadores o jubilaciones.

Empresa punta de la región

Entre el 70 y el 80 por ciento del cemento que produce la planta se vende para infraestucturas públicas, por lo que Pérez confió en que el plan del Ejecutivo central para reactivar la economía a través de la inversión local en obra pública funcione cuanto antes.

La planta de Lafarge en Villaluenga, con 80 años de historia, es la primera empresa de la provincia en cifras de negocio y la segunda de Castilla-La Mancha, según su director.

Pérez destacó la inversión de 650.000 euros que la empresa ha hecho en seguridad laboral, «nuestro primer objetivo», durante 2008, en el que se han impartido 1.800 horas de formación a sus empleados.

Cátedra de Innovación

El director resaltó también la política medioambiental de la fábrica, por la que han obtenido dos distinciones este año. Adelantó que está en conversaciones con la Universidad de Castilla-La Mancha para crear la Cátedra de Innovación y Sostenibilidad, que se uniría a otras cátedras que Lafarge Cementos patrocina en otras universidades de España, como la Cátedra de Seguridad en la Universidad Politécnica de Madrid.

Pérez anunció igualmente que la firma pondrá en marchar dos parques eólicos y un huerto de energía solar en Yepes, además de un proyecto de recuperación de calor en la fábrica, iniciativas en las que trabajan desde hace un año. Otro de los objetivos es reducir las emisiones de CO2.