Veinticuatro municipios tendrán depuradora de agua para purificar sus vertidos al río Tajo

Las nuevas infraestructuras están dirigidas «a recuperar este río y convertirlo, de nuevo, en un río vivo», según la consejera de Obras Públicas

Actualizado:

ABC

TOLEDO. La consejera de Obras Públicas, María Encina Álvarez, firmó ayer en Toledo convenios en materia de depuración con 24 municipios de la provincia para la construcción de estaciones depuradoras. Los municipios que se beneficiarán de esta iniciativa serán Bargas, Olías del Rey, Magán, Mocejón, Villaseca de la Sagra, Cabañas de la Sagra, Valmojado, Las Ventas de Retamosa, Camarena, Arcicollar, Rielves, Casarrubios del Monte, Chozas de Canales, Villamiel de Toledo, Polán, Guadamur, Villaminaya, Chueca, Totanés, Noez, Almonacid, Burguillos, Nambroca y Argés.

Aguas de Castilla-La Mancha construirá las depuradoras, asumirá su gestión y también la explotación. El importe total de estas infraestructuras asciende a casi 50 millones de euros y prestarán servicio a más de 140.000 habitantes.

Estas depuradoras se van a ejecutar en municipios que vierten sus aguas al río Tajo. Junto con las que se están llevando a cabo en la Comunidad de Madrid y que forman parte del Plan Integral de Mejora de Calidad del río Tajo, las nuevas infraestructuras están dirigidas a recuperar este río y «convertirlo, de nuevo, en un río vivo», según Álvarez.

La consejera añadió que estos municipios están experimentando un crecimiento demográfico, social e industrial muy importantes, por lo que «es necesario que este desarrollo sea sostenido y sostenible, de forma que se devuelvan las aguas al medio ambiente en las mejores condiciones».

Los alcaldes de Bargas, Gustavo Figueroa, y de Burguillos, Julián Turmero, agradecieron al Gobierno regional, en representación de todos los Ayuntamientos, su apoyo para poder acometer estas actuaciones.