Unos ladrones retienen a una familia en Lominchar durante tres horas

B. CERVANTES, M. MORENO
Actualizado:

La Guardia Civil busca a los atracadores que ayer retuvieron durante tres horas a los miembros de una familia en su domicilio de Lominchar, una pequeña población que ronda los 2.000 habitantes.

Al parecer, los delincuentes no causaron daños físicos de importancia a los rehenes, pero sí psicológicos. Las víctimas no quisieron contestar al teléfono a numerosos amigos y conocidos que se interesaron por su estado de ánimo.

Los ladrones entraron a primera hora de la mañana en la vivienda, un chalé individual situado en la céntrica calle Cambroneras, muy cerca del Ayuntamiento. En el inmueble se encontraban José Prieto Sánchez, propietario de una gasolinera del término municipal de Cedillo del Condado que se encuentra en la carretera que une ambas poblaciones sagreñas. Pero José no estaba solo. Le acompañaban su esposa y sus dos hijos, varón y mujer.

La familia, muy conocida en el pueblo, fue sorprendida por los ladrones cuando el dueño de la estación de servicio iba a trabajar. Según ha explicado a ABC un amigo de las víctimas, los ladrones dejaron atados y amordazados al matrimonio y a los hijos. Los vecinos también cuentan que los delincuentes tienen acento sudamericano.

No ha transcendido si los atracadores consiguieron llevarse un botín cuantioso, ya que las víctimas sólo han hablado con la Guardia Civil y su círculo familiar más próximo.

En Lominchar no hay Policía Municipal ni cuartel de la Guardia Civil. La vigilancia de la población recae en los agentes del puesto de Villaluenga de la Sagra, distante diez kilómetros.