Unas 25.000 personas tendrán mejor suministro de agua en la zona de Oropesa

Actualizado:

ABC

TOLEDO. Más de 25.000 toledanos se van a beneficiar de las mejoras en el sistema de abastecimiento de agua que el Gobierno de Castilla-La Mancha está realizando para los municipios que integran la mancomunidad de la Campana de Oropesa y las localidades de Navalcán, Parrillas y Las Ventas de San Julián.

Según informó ayer la Junta, se trata de un proyecto que supondrá una inversión por parte del Ejecutivo autónomo que supera los diez millones de euros.

Conocer la marcha de la construcción de una nueva potabilizadora en el término municipal de Navalcán fue el objetivo de la visita que realizaron a este proyecto el delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora; el delegado de la Junta en Talavera de la Reina, José Luis González, y el delegado provincial de Ordenación del Territorio y Vivienda, Félix Ortega.

Estuvieron acompañados de los alcaldes de Navalcán y Parrillas, Jaime David Corregidor y Julián Fernández, y el presidente de la mancomunidad de la Campana de Oropesa y Cuatro Villas, Marceliano Pérez.

Mora y Ortega resaltaron que se trata de un proyecto que va a mejorar el abastecimiento de agua a un destacado número de pueblos toledanos y que supondrá la solución de agua potable a toda la Campana de Oropesa.

Además de Navalcán, Parrillas y Las Ventas de San Julián, los municipios beneficiados son Oropesa, Lagartera, Puente del Arzobispo, Torrico, Valdeverdeja, Alcolea de Tajo, Calzada de Oropesa, Herreruela, Alcañizo, Caleruela y Torralba de Oropesa.

Los delegados, los alcaldes y los representantes de la mancomunidad pudieron comprobar que las obras de construcción de la potabilizadora discurren a buen ritmo, lo que hace prever que puedan estar finalizadas en el verano del próximo año.

Otras obras

Así mismo, estudiaron «in situ» las distintas actuaciones que incluye el proyecto y que son, además de la potabilizadora y el depósito de cabecera, la captación e impulsión desde el río Tiétar y conducciones y depósitos finales.

Las obras de captación e impulsión desde el río Tiétar prevén un caudal futuro de 150 litros por segundo y se equipará con tres bombas iguales, dos de ellas conectadas con una nueva tubería de impulsión.

Por último, se procederá a la conducción por gravedad a la mancomunidad de Oropesa, Las Ventas de San Julián y Corchuela, mientras que se dotará de nuevos depósitos de almacenamiento para las localidades de Navalcán, Parrillas, Las Ventas de San Julián y Corchuela, interconectándolos con los existentes.