Tutor dice que Alonso miente y confirma que en Facsa no hay capital público

A pesar de las explicaciones ofrecidas por Fernando Jerez, Alejandro Alonso volvió a relacionar la adjudicación del servicio con el PP de Valencia

Actualizado:

V.S., F. M. D.

TOLEDO. La portavoz del equipo de Gobierno de Toledo, Natalia Tutor, afirmó ayer que la empresa mercantil Facsa no tiene «ninguna vinculación accionarial con la Administración Pública», por lo que acusó al PSOE municipal de mentir ante la futura adjudicación del servicio de agua en la capital de Castilla-La Mancha.

En rueda de prensa para informar de los acuerdos adoptados en la Junta de Gobierno Local, Tutor señaló que los empresarios castellano-manchegos vinculados a la Unión Temporal de Empresas Facsa-Gravesa disponen del 51 por ciento de esta agrupación. En este sentido, Tutor se preguntó por qué el portavoz municipal socialista, Alejandro Alonso, no quiere que empresarios de Castilla-La Mancha trabajen en Toledo y por qué el PSOE local «discrimina a empresas en función de donde procedan» para el concurso de adjudicación del agua en la capital.

También se preguntó si Alonso hubiera manifestado su «aquiescencia» si la propuesta al concurso de la gestión privada del agua en Toledo hubiera sido «Aguas de Barcelona».

Alonso, «que votó a favor de la toma en consideración del Estatuto catalán, hubiera manifestado otro parecer públicamente si la propuesta hubiera sido a empresarios catalanes y no a valencianos en una minoría», dijo Tutor.

Además, la portavoz municipal denunció que es «realmente inadmisible que alguien que quiere ser alcalde de Toledo ponga en duda la labor de los técnicos municipales», porque «son los que han hecho la propuesta» de adjudicación del servicio de agua, por lo que afirmó que no es un insulto al PP, sino a los «trabajadores y técnicos del Ayuntamiento».

Privatización del agua

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Alejandro Alonso, rebajó ayer el tono de sus declaraciones con respecto al concurso del agua, aunque insistió en que su partido no ve con buenos ojos «que instituciones valencianas gobernadas por el PP vengan a gestionar el agua de Toledo».

A pesar de las explicaciones ofrecidas por Fernando Jerez, miembro del grupo empresarial castellano-manchego que pugna por hacerse con la gestión del agua a través de la UTE Facsa-Gravesa, el concejal socialista volvió a relacionar este holding con el PP de Valencia, aunque recalcó que la polémica no es con los empresarios sino con el modelo que quiere implantar el equipo de Gobierno.

Alejandro Alonso considera que la «privatización del agua» es un error y volvió a proponer una empresa mixta de gestión del abastecimiento, en la que Jerez «está superlegitimado para participar», que evite que los toledanos «pierdan el control del agua».

Sobre las dudas que planteó IU en cuento a las críticas de los socialistas, el representante socialista negó que su denuncia se basara en trato de favor hacia la citada UTE, sino que su grupo sólo pretende que no se haga negocio con un servicio tan esencial.