JCCM

Un total de 74 donaciones de órganos en 2015 permitieron 171 trasplantes

La región alcanza los 36 donantes por millón de habitantes

ToledoActualizado:

Castilla-La Mancha registró en 2015 un total de 74 donaciones de órganos que permitieron 171 trasplantes, lo que representa un incremento del 13,8 por ciento respecto al año anterior, y supone la cifra más alta registrada desde que se autorizó la primera donación en la región, en el año 1989.

Estos datos los ha desvelado este viernes en rueda de prensa la directora gerente del Servicio regional de Salud (Sescam), Regina Leal, que ha estado acompañada de la coordinadora de la Unidad de Trasplantes de Castilla-La Mancha, María José Sánchez Carretero, y el coordinador médico de Trasplantes de Ciudad Real, Luis Yuste.

Leal ha destacado que el aumento del 13,8 por ciento de donantes en Castilla-La Mancha se encuentra «casi cuatro puntos» por encima de la media nacional y ha resaltado que la comunidad registra 36 donantes por millón de personas, cifra que «casi duplica la tasa media europea».

«En solo catorce años se ha pasado de una tasa de 12,8 donaciones por millón de habitantes a 36 donantes», ha destacado la directora gerente del Sescam, quien ha celebrado que gracias a las 74 donaciones 171 pacientes han podido salvar su vida o mejorarla.

Del total de donaciones, 13 fueron multiorgánicas, 48 multiorgánicas y de tejido, 7 de un órgano y 6 de un órgano más tejido.

La directora gerente del Sescam ha explicado que 25 donaciones se realizaron en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, cuyos buenos resultados dan continuidad a los alcanzados durante los últimos años: 27 donaciones en 2014, 28 en 2013, 26 en 2012 y 16 en 2011.

El mayor incremento se produjo en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, que el año pasado alcanzó los 16 donantes frente a las 4 conseguidas en 2014, las 6 de 2013 o las 9 de 2012 y 2011.

Del mismo modo, Leal ha destacado el esfuerzo realizado en los centros hospitalarios de menor tamaño como en el Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), donde el año pasado se registraron 5 donaciones, 3 más que en 2014.

Por otra parte, ha resaltado la disminución de las negativas familiares a la donación de los órganos de sus familiares en 2015, en un 18,1 por ciento, casi 36 puntos menos que hace quince años.

Casi el 70 por ciento de los donantes han fallecido por accidente cerebrovascular, ha detallado Leal, quien ha añadido que el pasado años se registraron 4 casos de donantes en asistolia.

Castilla-La Mancha cuenta con dos de los 51 hospitales en España, el de Albacete y el de Toledo, con programa activo de este tipo de donación.

La edad media de los donantes en Castilla-La Mancha es de 60 años y el mayor número de donaciones, un 62 %, se registró entre este colectivo, mientras que el 58 % de los donantes son varones.

En relación a los trasplantes renales, la gerente del Sescam ha señalado que es el tercer año consecutivo en el que se logra el objetivo fijado de realizar 80 trasplantes por año, «superándolo con creces».

Durante 2015, se practicaron un total de 90 injertos renales en los dos centros hospitalarios habilitados para ello: 42 en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y 48 en el de Toledo, lo que supone un incremento de un 9,76 % con respecto al año pasado.

Como ejemplo, Leal ha apuntado que el pasado octubre, y por primera vez, se realizaron cinco trasplantes renales en 24 horas en el Hospital Virgen de la Salud.

En cuanto a la donación de médula ósea, Castilla-La Mancha ha alcanzado un año antes de lo previsto los objetivos marcados en el Plan Nacional de Médula Ósea, al haber logrado conseguir al cierre de 2015 un total de 4.490 nuevos donantes de médula ósea, seis por encima de los establecidos en este plan, que tiene como horizonte de finalización este año 2016.

El año pasado se obtuvieron 1.756 donantes de médula, un 9,5 % más que el año anterior.

Además, durante el pasado año se realizaron 1.063 carnés de donantes, lo que supone un total de 15.133 desde el año 2006.